UNIVERSIDAD DE EXTREMADURA

Es una de las conclusiones que recoge el tercer volumen del proyecto de investigación dedicado al Turismo de Frontera de la Raya Ibérica, liderado por el profesor Antonio-José Campesino

El libro dedicado a los Productos Turísticos de la Raya Ibérica finaliza los volúmenes publicados con motivo del proyecto de investigación dedicado al Turismo de Frontera.

El proyecto, denominado “Dinámica, situación actual y análisis prospectivo del “Turismo de Frontera” (2000-2020), como motor de desarrollo de Extremadura: delimitación territorial, definición de la oferta, caracterización de la demanda y repercusiones socioeconómicas”, comenzó en el año 2012. La primera obra, que recoge el primer año de trabajo (2012), está dedicada al estudio del potencial de los territorios que abarcan desde el Miño al Guadiana y el segundo libro (2013) se centra en los recursos turísticos.

El tercer volumen (año 2014) toma como protagonistas los productos turísticos, entre los que destacan las ciudades con arquitecturas abaluartadas y la gastronomía. “No hay nada más integrador que la Gastronomía porque afecta a todos los sectores de actividad: materias primas, industria agroalimentaria, comercio al por mayor y minorista, servicios de hostelería y restauración” subraya Antonio-José Campesino, profesor de la Universidad de Extremadura. Campesino señala que hay una cantidad ingente de productos turísticos, pero no todos pueden incluirse en la oferta turística, sino elegir los que se ajustan a determinados criterios como por ejemplo, accesibilidad. “Queremos que la Raya deje de ser totalmente desconocida incluso para los naturales de la zona” apunta.

La tercera edición de Turismo de Frontera recoge, en cada una de las regiones -Galicia, Castilla-León y Extremadura- los productos turísticos que se están comercializando y que pueden incluirse en redes, como las juderías o el termalismo.

El libro recoge el trabajo un grupo de investigadores, que lidera Antonio-José Campesino, conformado por geógrafos, economistas y arquitectos de las Universidades de Vigo, Salamanca y Huelva, preocupados por los graves problemas territoriales y estructurales de la marginada Raya ibérica. El equipo está convencido de que el revulsivo más importante para las economías locales en declive ha de ser el turismo, bajo la nueva imagen de marca de “turismo de frontera”, entendida no como lugar de paso, sino como destino turístico, cargado de recursos patrimoniales con autenticidad, excepcionalidad, buen estado de conservación y señas históricas de identidad.

En el acto de presentación, la vicerrectora de Extensión Universitaria, María Isabel López, ha declarado que del trabajo se extraen resultados que los investigadores ponen al servicio de la comunidad científica, la administración y la sociedad extremeña. “La sociedad exige a la Universidad de Extremadura que brinde propuestas útiles como el Proyecto Turismo de Frontera” manifiesta. “No falta el afán reivindicativo de los investigadores que demandan que las Administraciones y empresas reconozcan la zona de la Raya Ibérica como destino turístico” añade.

El proyecto concluirá con la celebración de las IV Jornadas Técnicas de Turismo de Frontera que se celebrarán los días 6 y 7 de noviembre en la sede de la Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballesteros de Cáceres.