UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– La Universidad de Navarra celebra el segundo

“Más de un 62% de los españoles tiene u ”. Así lo ha afirmado hoy en la Universidad de Navarra Mª Ángeles Dal Re, consejera técnica y asesora de la estrategia NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la ). La experta ha participado en una mesa redonda titulada “Alimentación, ejercicio y vida social, base de la dieta mediterránea”, organizada con motivo del segundo Día de la Alimentación Saludable. La ponente ha insistido en que “para prevenir esta epidemia del siglo XXI es imprescindible combinar la información y la educación de la población con cambios en el entorno social, económico y cultural que fomenten elecciones saludables y la práctica de actividad física”.

Por su parte, el especialista en Psiquiatría Fernando Sarrais ha hablado sobre los “Aspectos psicológicos de la alimentación”. Según ha subrayado, “se debe tener en cuenta el factor psicológico para conseguir que la gente se alimente bien, ya que la alimentación tiene estrecha relación con la salud física”. Además, ha afirmado que “está confirmado que muchas personas con problemas de obesidad tienen hábitos alimentarios perjudiciales por trastornos de ansiedad de base. Por otro lado, los pacientes con anorexia nerviosa, que padecen baja autoestima o inseguridad, presentan también una alimentación desequilibrada”.

Asimismo, el dietista-nutricionista Javier Angulo ha señalado que “la nutrición y el ejercicio físico son un binomio inseparable que repercute directamente en nuestra salud”. A juicio del experto, combinar una alimentación rica, variada, equilibrada y densa en nutrientes con la práctica de actividad física beneficia al cuerpo y a la mente, ya que “el ejercicio físico es un ansiolítico natural”.

Por último, el Dr. Alejandro Fernández ha expuesto los resultados de la campaña “Por una comida sana, tú decides”, proyecto que se inició en el año 2012 y que ha sido premiado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad como la mejor iniciativa en promoción de conductas saludables y prevención de la obesidad entre los empleados del centro de trabajo. Según ha explicado, entre las acciones llevadas a cabo en el proyecto, las más destacadas por su impacto social han sido el establecimiento de un decálogo de alimentación saludable, la señalización del grado de adhesión a la dieta mediterránea a través de un semáforo nutricional en la oferta alimentaria, la elaboración de menús de catering saludables, la modificación del contenido de las máquinas expendedoras y la instalación de una de ellas que ofrece únicamente productos con una alta adhesión a la dieta mediterránea.

Más de 150 personas han asistido a este acto con el que el Grado en Nutrición Humana y Dietética conmemora el Día Mundial de la Alimentación. En la sesión se ha evidenciado el grave problema para la salud que supone el sobrepeso y la obesidad, consecuencia por la que cada año mueren 2,6 millones de personas en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

Dentro de la campaña “Por una comida sana, tú decides”, durante todo el día de hoy, en las cafeterías, comedores y máquinas expendedoras se realizará una promoción de alimentos mediterráneos. Además, se instalarán puntos de información en los distintos establecimientos del campus donde varios nutricionistas resolverán las dudas de los asistentes.