UNIVERSIDAD CATÓLICA SAN ANTONIO DE MURCIA

45º Congreso Español de .

Enmarcado en el congreso Tecniacústica 2014, la UCAM ha acogido esta mañana el Simposio Europeo sobre ciudades inteligentes y acústica ambiental

Cuando hablamos de ruido y acústica ambiental pensamos directamente en las molestias ocasionadas por terrazas o zonas de ocio, pero su ámbito va más allá; “los ciudadanos no somos realmente conscientes de que quizás en nuestra actividad diaria estamos molestando al vecino, ya sea a través de un negocio o un simple aparato electrodoméstico”, señalaba la jefa de Calidad Medioambiental del Servicio de Medio Ambiente de la Concejalía del ayuntamiento de Murcia, Fuensanta Vizuete, durante la ponencia que ha impartido esta mañana en la UCAM con motivo de la celebración del Simposio Europeo de Ciudades Inteligentes y Acústica Ambiental, y en la que ha presentado la nueva ordenanza del consistorio murciano de protección del medio ambiente contra la emisión de ruidos y vibraciones.

En el acto inaugural del Simposio, enmarcado en el 45º Congreso Español de Acústica que comenzaba ayer, han intervenido el representante por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, José Manuel Sanz; la tercera teniente de alcalde y delegada de Medio Ambiente del ayuntamiento de Murcia, Adela Martínez Cachá; el vicedecano del Grado en Ingeniería en Sistemas de Telecomunicación de la UCAM, Rafael Melendreras; el presidente de la Sociedad Española de Acústica, Antonio Pérez-López; y el presidente de la Sociedad Portuguesa de Acústica, Jorge Patricio.

Sobre la nueva metodología estatal de evaluación del ruido ha disertado José Manuel Sanz, quien ha destacado la importancia de esta normativa que permite utilizar los parámetros de entrada de los sensores que recogen el mismo para construir una especie de mapa de ruido de la ciudad. Por su parte, y ya más centrada en la normativa regional, la jefa de Calidad Medioambiental del Servicio de Medio Ambiente de la Concejalía del ayuntamiento de Murcia, Fuensanta Vizuete, ha resaltado la necesidad que tienen las ciudades de construir su propia normativa referente a emisión de ruidos “aprovechando la normativa estatal que hay, y que es muy buena y extensa”, ha matizado. Además, Vizuete ha resaltado que en el desarrollo de ordenanza han participado tanto técnicos, como ciudadanos, como asociaciones, “ya que queremos que sea una ordenanza en la que estemos todos lo más de acuerdo, al tratarse de un tema muy sensible”. Y ha señalado que ésta abarca el tráfico; actividades de ocio, tiendas y cualquier tipo de actividad, y el entorno doméstico.

Parámetros sonoros

Para el profesor del Grado en Ingeniería en Sistemas de Telecomunicación de la institución murciana, y miembro del Grupo de Investigación en Telecomunicaciones Avanzadas (GRITA), Juan Miguel Navarro, en la actualidad se está evolucionando mucho en el ámbito tecnológico en este campo, y ha señalado que uno de los objetivos es instalar sensores en las ciudades que posibiliten medir tanto humedad como temperatura, y niveles de presión sonora. Y ha apuntado que esto permitirá no sólo controlar el ruido y cuál es la molestia real en determinadas zonas, sino también “la captación de un grito de socorro de una persona, o por ejemplo que cuando pase un ambulancia, pueda haber una actuación para que los semáforos cambien automáticamente. No podemos pensar solamente en la acústica como el ruido, sino que va más allá”.