UNIVERSITAT JAUME I

Los servicios de ajuste para equilibrar la oferta y la demanda, los impuestos para compensar la crisis, las primas de las energías renovables o el pago del déficit son algunas de las causas

La I , organizada por la Fundación para la Eficiencia Energética de la Comunidad Valenciana f2e, ha reunido en la Universitat Jaume I a importantes especialistas y responsables del sector para abordar la evolución del mercado de la energía eléctrica y las perspectivas de futuro. Al acto de inauguración han asistido Pedro J. Mejía, presidente de OMEL y vicepresidente de OMIE, y Alfonso Bataller, alcalde de Castellón.

A continuación, María José Samaniego, responsable de Mercados Mayoristas de Electricidad CNMC ha analizado el mercado ibérico de la electricidad. Samaniego ha explicado que el coste de la energía ha experimentado un incremento que depende de los mercados y de una parte regulada. «La parte regulada de la tarifa se ha incrementado en los últimos años un 42% para el pequeño consumidor y un 15% para los grandes y el coste de la energía en los mercados ha aumentado un 23% para el pequeño y un 26% para los grandes» ha apuntado.

Respecto a los mercados, ha explicado que el coste de la energía está asociado en los últimos años al precio de las tecnologías térmicas, concretamente las centrales de carbón, puesto que la demanda de electricidad actual es tan reducida que no resultan necesarios los ciclos combinados. «El mercado ibérico responde a las variables del coste de las tecnologías térmicas pero si se produce una elevada penetración de energías renovables el precio se sitúa por debajo de estos costes» ha apuntado. En esta línea, Samaniego ha añadido que el precio del mercado «spot» es inferior al del mercado a plazo porque este último no prevé de una manera precisa las bajadas fuertes del «spot» producidas por las energías renovables. Así mismo, ha apuntado que el precio ha subido por los servicios de ajuste que se pagan para el equilibrio de la demanda y la oferta, los cuales también se han incrementado por la alta penetración de las energías renovables.

En cuanto al componente regulado del precio de la electricidad, ha señalado que se ha incrementado por las primas de las energías renovables y la cogeneración, la compensación extrapeninsular y el pago de las anualidades del déficit de años anteriores. En este sentido, ha añadido que se ha producido un descenso de los ingresos por la falta de demanda eléctrica y, por este motivo, se han aplicado impuestos a la generación de un 7%, al consumo de gas y carbón, al tratamiento y almacenamiento de residuos nucleares y a las hidráulicas para llegar a ingresos similares a los de antes de la crisis.

Así mismo, ha añadido que la península ibérica está afectada por la fuerte demanda de gas en el Japón y las referencias que se tienen indican que los precios están muy por encima que los de Europa. «Existe una necesidad de un mercado de gas en España que nos permitiría una mayor transparencia de los precios y una mayor liquidez» ha señalado.

Por otro lado, ha abordado la evolución de la liberación del mercado. Según Samaniego, la opinión del consumidor es muy negativa al respecto pero también hay indicadores que muestran que los mercados minoristas están encontrando competencia y que el mercado está empezando a tener madurez. Al respecto ha aportado algunas cifras como la tasa de cambio de compañías que asciende a un 13% en gas y un 12% en electricidad o la cuota de mercado de los nuevos comercializadores que supone un 18% en gas y un 21% en electricidad. No obstante, en el segmento doméstico, Samaniego ha afirmado que las ofertas están muy afectadas por la tarifa regulada lo que produce que los márgenes estén muy afectados.

Finalmente, ha explicado que el actual Precio Voluntario para el Consumidor (PVPC) se establece según el mercado «spot» y no de forma previa. Además, ha añadido que está previsto que en los próximos meses se mida el consumo eléctrico según los horarios reales, lo que permitirá al consumidor actuar sobre su perfil.