UNIVERSIDAD DE CÁDIZ

Se han recibido más de 500 solicitudes para participar en las actividades solidarias previstas en 60 entidades gaditanas, un dato que confirma este programa entre las preferencias de su comunidad

La Universidad de Cádiz contará este curso 2014/2015 con más de 250 personas implicadas en su Plan de Voluntariado. En total, cerca de 300 plazas para participar en las actividades solidarias de unas 60 entidades gaditanas de 16 municipios de la provincia.

El vicerrector de Responsabilidad Social y Servicios Universitarios de la Universidad de Cádiz, David Almorza, acompañado por los coordinadores provincial del Instituto Andaluz de Juventud y de Voluntariado y Participación de la Junta de Andalucía en el Campo de Gibraltar, Jaime Armario y José Luis Alcántara, respectivamente, ha presentado esta mañana este programa de Acción Social y Solidaria en el Rectorado.

El Plan de Voluntariado se confirma como una actividad consolidada cada vez más demandada por la comunidad universitaria, tal y como reflejan los datos presentados por su organización. En su cuarta edición, la UCA ha recibido más de 500 solicitudes para integrarse como voluntario, de los que se hace una selección para ocupar los 300 puestos disponibles. Lo más destacable para David Almorza son sin duda, “el personal que trabaja aquí para que sea posible, así como las entidades que nos acompañan” y la calidad humana de las personas que realizan esta labor voluntaria porque “estas cifras hablan bien de muchas cosas: del programa y también de los estudiantes de la UCA”.

Por su parte, José Luis Alcántara ha felicitado a la institución universitaria gaditana por la labor que desarrollan en este campo, que ha tenido su reconocimiento en las últimas jornadas nacionales de voluntariado. Coincide en confirmar la relevancia de unir la formación académica con la humana para tener un crecimiento completo que “normalmente les muestra una percepción distinta que tienen hasta el momento de la realidad que les rodea”. Jaime Armario ha calificado de “buena práctica” el Plan de Voluntariado de la UCA, que desea se exporte a otras universidades, puesto que “lo que aporta en valores es lo que tenemos que trabajar”.

En este año académico se implicarán en más de 120 proyectos sociales de temáticas muy variadas: Infancia y Familia, Salud, Población Reclusa, Mujer, Exclusión Social, Migraciones, Discapacidad, Acción Humanitaria, Pueblo Gitano, Consumo, Comercio justo, Mayores, VIH, Juventud, Drogodependencias, Emergencias… y su acción se espera beneficie a decenas de miles de ciudadanos. Concretamente, el año anterior fueron 30.000 personas aproximadamente las que tuvieron una aportación positiva de esta labor de voluntariado.

El Plan de Voluntariado de la UCA es una herramienta de planificación y sistematización, que comenzara en 2011, para desarrollar eficazmente las labores de gestión del voluntariado universitario, marcando un protocolo de actuación que deben seguir los agentes implicados en dicho plan (personas interesadas de la comunidad universitaria, colectivos sociales demandantes de voluntariado y la Universidad de Cádiz a través de su unidad de Acción Social y Solidaria).

Desde el principio, el Instituto Andaluz de la Juventud y la Dirección General de
Derechos de la Ciudadanía, Participación y Voluntariado de la Junta de Andalucía han colaborado activamente en el mismo financiando una parte de todas las ediciones realizadas hasta la fecha.

Su misión incluye “la transferencia a la sociedad de las capacidades profesionales y humanas disponibles en los universitarios en pro del desarrollo e innovación social de la comunidad en la que se enmarca”.

Los estudiantes y trabajadores que participan en el Plan de Voluntariado UCA reciben una formación básica en voluntariado (de 30 horas en 12 cursos repartidos por los cuatro campus), una formación específica sobre el ámbito de actuación concreto de su voluntariado y un reconocimiento oficial por participar en todo el proceso (para los estudiantes se reconocen 3 créditos ECTS/ 4 créditos de libre configuración).

50 horas de acción voluntaria en tres meses

Posteriormente a la formación, el alumnado se integra plenamente en el colectivo social asignado, desarrollando su acción voluntaria durante el curso académico. Las personas voluntarias tienen asignado un tutor que les guía, coordinada y supervisa toda la actividad y vela para que se integre plenamente en el colectivo. El trabajo voluntario se desarrolla durante un mínimo de tres meses, en el que se dedica cuatro horas semanales hasta completar un mínimo de 50 horas de actividad voluntaria.

Cada curso, el Plan de Voluntariado incluye un programa de seguimiento con sesiones de evaluación intermedia y final. Los resultados obtenidos en las convocatorias anteriores detectan “que para seguir creciendo debemos mejorar la gestión del Plan y buscar nuevos recursos humanos y materiales que faciliten el seguimiento y la atención rápida y personalizada”.

En cualquier caso, “la doble finalidad del Plan de Voluntariado: que sea formativo para el alumnado y útil para las entidades sociales, es un logro alcanzado”. Como ejemplo, las opiniones de los participantes en 2013/2014. La valoración global de la actividad para el voluntariado de la UCA fue de 8,83 y la docencia recibida, el material pedagógico, la atención al alumnado, la puntualidad de la actividad, la valoración de la sede y el ambiente de grupo fueron valorados por encima del 8,5.

Por último, otro número a considerar es el porcentaje de personas que repiten. Según los datos del curso pasado, el 76% del alumnado continuó su voluntariado en la entidad después de su participación a través del Plan Voluntariado UCA.