UNIVERSITAT JAUME I

La Universitat Jaume I ha celebrado el I Congreso de Participación Ciudadana de Castellón organizado por la propia Universidad y (Federación Coordinadora de Entidades Ciudadanas de Castellón) con la colaboración del programa , el periódico Mediterráneo, la Generalitat Valenciana, la Diputación de Castellón y el Ayuntamiento de Castellón. El acto de inauguración ha contado con la presencia del de la UJI, ; el presidente de la Diputación, ; el alcalde de Castellón, , y el presidente de COASVECA, Francisco Cabañero.

Vicent Climent ha afirmado que «el asociacionismo es un síntoma de sociedad sana, participativa, activa y colaborativa, una colaboración que en los tiempos actuales es muy relevante». En esta línea ha señalado que los nuevos métodos de participación como las redes sociales son importantes y, desde la universidad se quiere motivar, desde el civismo, a tomar una actitud activa y comprometida porque la universidad «no sólo forma a los estudiantes como profesionales sino como ciudadanos».

Por su parte, Moliner ha destacado que «este es el momento más que nunca de reivindicar el movimiento asociativo vecinal» y ha añadido que «hay que adquirir un compromiso de escucha activa para estar más cerca de la gente con una interrelación permanente». En este línea, Bataller ha afirmado que «el futuro son las nuevas tecnologías para recibir los inputs de mejora por parte de la ciudadanía». Finalmente, Cabañero ha puesto de manifiesto la necesidad de llevar a la ciudadanía nuevas formas de trabajar y participar para que «el movimiento vecinal sea un tejido fuerte».

A continuación, Carlos Guadián, de Autoritas Consulting, ha ofrecido la conferencia «Fomento de la Participación Ciudadana a través de las Redes Sociales». Guadián ha destacado que con el nuevo escenario tecnológico «todos somos emisores y tenemos un gran potencial para comunicar». Así, ha señalado que toda opción que permita ampliar las redes de comunicación habituales favorece la consecución de unos objetivos determinados y esto se puede aplicar a la participación ciudadana. «La ciudadanía habla y tiene a su alcance muchas herramientas. No hay posibilidad de callarlos, es muy difícil, y si se intenta se consigue el efecto contrario» ha apuntado.

En este sentido, Guadián ha señalado que con los nuevos canales de Internet se ha generado una nueva administración y ciudadanía y, por lo tanto, nuevas relaciones. «No se puede obviar la fuerza de la ciudadanía y las administraciones tienen que empezar a generar una escucha activa para recabar la información y poder generar más servicios destinados a cubrir las necesidades de la ciudadanía»

Para concluir, ha apuntado las oportunidades y riesgos de las redes sociales. Como oportunidades ha señalado el incremento de la participación sin filtros previos; la posibilidad de ejercer tareas de fiscalización o control de la transparencia; la participación en la toma de decisiones de forma simultánea y descentralizada; la generación de comunidades alrededor de temas específicos, y la difusión de información de las asociaciones ciudadanas. En cuanto a los riesgos ha destacado la brecha digital; la distribución de información no veraz, o la impaciencia y tensión que genera por su carácter de inmediatez.