UNIVERSIDAD DE ALICANTE

Integrada por las cinco universidades públicas, han analizado el espectro radioeléctrico a partir de enero de 2015

Los miembros de la Comisión Interuniversitaria a favor de una Radiotelevisión Pública Valenciana, , reunidos en la UMH de Elche el pasado viernes, repasaron de la mano de expertos contrastados cómo quedará establecido el espectro radioeléctrico una vez se reordene y se deje espacio para el dividendo digital. El dividendo digital es un espacio determinado que ahora ocupan canales de TDT y que a partir de enero de 2015 pasará a manos de empresas de telefonía. El traspaso se hará por subasta pública y posibilitará que se ofrezcan servicios de Internet de cuarta generación (4G). Esta situación ha obligado a las cadenas actuales a reorganizarse, y a los ciudadanos a resintonizar las cadenas y hacer, en algunos casos, modificaciones en las instalaciones.

Miquel Ferrando, catedrático del área de conocimiento de Teoría de la Señal y Comunicaciones de la Universitat Politècnica de València, hizo un repaso exhaustivo de la historia de la televisión desde el punto de vista de la emisión y recepción técnica para acabar describiendo la situación actual y anunciando que los cambios no acabarán en enero de 2015 y que en el futuro podrían producirse nuevos cambios en este sentido.

Aristóteles Cañero, decano del Colegio de Ingenieros de Telecomunicaciones de la Comunidad Valenciana, José Maria Vidal, director del Departamento de Derecho Constitucional de la UV, y José Antonio Abadía, delegado de la empresa Televés SA en la zona de Levante, formaron parte de la mesa redonda que versó sobre “La TDT ante la reordenación de la espectro radioeléctrico en España” y que fue moderada por el profesor Ignacio Lara, de la Universidad Miguel Hernández. José Maria Vidal repasó la historia y las motivaciones del actual ordenamiento de la TDT. Por su parte, Cañero subrayó el hecho que, a pesar de los cambios, el espacio disponible para la televisión es tan ancho que en la actualidad los recursos económicos privados y públicos no pueden llenarlo con producción. Especialmente interesante fue la información que facilitó Abadía, el cual explicó los problemas de interferencias y saturación de ondas que pueden sufrir los hogares españoles cuando las antenas de las casas reciban no sólo las señales de televisión y radio, sino también las de telefonía en las nuevas frecuencias. Muchos valencianos y valencianas tendrán que reorientar las antenas o cambiarlas para poder beneficiarse de todos los servicios (TDT y móvil) en condiciones óptimas. Abadía lamentó igualmente la falta de información y la precipitación por parte del gobierno a la hora de poner en marcha estos cambios.

La segunda parte de la jornada, sobre “Ciudadanía, audiencias y percepción social en los medios de comunicación audiovisual”, se abrió con una ponencia de Alejandro Perales, presidente ejecutivo de la Asociación de Usuarios de la Comunicación sobre los derechos de los usuarios en el nuevo entorno audiovisual y explicó cómo estos cambios afectarán realmente a la ciudadanía, sobre todo en cuanto a los aspectos técnicos. Perales insistió en la necesidad –en este nuevo escenario– de disponer de una radiotelevisión pública valenciana que asegure la neutralidad, el pluralismo interno, la participación ciudadana, el derecho de acceso a estos canales, I+D en formatos y contenidos, una RTV de proximidad y con rentabilidad social.

Después tuvo lugar una mesa redonda moderada por el profesor Javier Marzal, de la Universitat Jaume I de Castelló, en la cual participaron José Ignacio Pastor, presidente y fundador de la Asociación Ciudadanía y Comunicación (ACICOM) y ex vicepresidente de RTVV, Emili Feliu, profesor de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universitat d’Alacant, y Manuel Alcaraz, profesor de Derecho Constitucional y ex vocal del Consejo de Administración de la RTVV. José Ignacio Pastor destacó en su intervención la necesidad que la alfabetización digital incluya habilidades de producción audiovisual e introdujo el concepto de dieta mediática para decir que la RTVV se había excluido de la “dieta mediática” de los valencianos. La intervención de Emili Feliu versó sobre la noción de beneficiario de la acción comunicativa y analizó quiénes eran los auténticos beneficiarios de los diferentes tipos de comunicación televisiva: los deseables y los reales. Finalmente, Manuel Alcaraz explicó que la construcción de la ciudadanía en una democracia avanzada se basa radicalmente en el acceso a una información plural significativa, y que en el caso valenciano, la aparente libertad de información era ficticia en ausencia de un canal en valenciano.

Para acabar el acto, Miquel Francés, director del Taller de Audiovisuales de la Universitat de València, presentó el Repositorio Audiovisual de la Comisión Interuniversitaria a favor de una Radiotelevisión Pública Valenciana, que recoge productos audiovisuales en valenciano y pretende suplir las carencias del espacio audiovisual valenciano después del cierre de RTVV. El repositorio se encuentra provisionalmente en http://147.156.204.254