UNIVERSIDAD DE ALICANTE

“Galileo Galilei, un revolucionario observacional” es la conferencia que emitirá Enrique Aparicio Arias, profesor del Departamento de Expresión Gráfica y Cartografía de la Universidad de Alicante y presidente de la Asociación universitaria Astroingeo, el jueves 27 de noviembre de 2014, a las 18:00 horas y en la Sala de Juntas Facultad de Ciencias. Esta es una de las múltiples actividades que se están desarrollando dentro del Mes cultural en honor a San Alberto Magno, patrón de Ciencias. A continuación, los asistentes podrán disfrutar de una observación astronómica, ofrecida por la Asociación universitaria Astroingeo.

Conocer la personalidad del ilustre renacentista florentino Galileo Galilei (1564 – 1642) es adentrarnos un poco en su vida y solo así podremos opinar de esta compleja vida como profesor, astrónomo, ingeniero, inventor, matemático y físico. Con Galileo se inicia la era del conocimiento científico, dado que creó la revolución instrumental para la observación metódica del firmamento. Los asistentes a la conferencia conocerán algunos de los instrumentos que construyó, como es el compás geométrico y uno de los primeros telescopios de la historia, llamado por él “cannocchiale”. Con este instrumento pudo ver por primera vez las rugosidades de la luna, las manchas en el sol, las fases del planeta Venus, y los satélites de Júpiter (Ío, Europa, Calixto y Ganímedes). Además, las dificultades que atravesó a lo largo de su vida fueron de todo tipo, tanto físicas, sociales, emocionales, económicas, intelectuales como espirituales, hasta que logró ser reconocido y admirado como uno de los mejores científicos de Europa. La Santa Sede lo consideraba un hereje, hasta el punto de que consiguió someterle a un juicio y le hizo firmar aquello en lo que no estaba de acuerdo: la teoría heliocéntrica y todo lo visto con sus propios ojos en el firmamento.

La asociación universitaria Astroingeo montará sus telescopios para que los asistentes y alumnado que lo desee puedan contemplar el firmamento, al igual que lo hizo Galileo, con observación de la luna y el terminador de Galileo, posible observación de Marte, próximo al horizonte; despedida del Triángulo de Verano formado por las estrellas: Vega, Deneb y Altair que pertenecen a las respectivas constelaciones de Lira, el Cisne y el Aguila; y llegada del triángulo de invierno, formado por las estrellas Betelgeuse, Sirio y Procyon que corresponden a las constelaciones de Orión, Can Mayor y Can Menor.