UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– Según Jorge Otaduy, profesor de la Universidad de Navarra y presidente del XI Simposio Internacional que se celebra del 12 al 14 de este mes

El Instituto Martin Azpilcueta de la Facultad de Derecho Canónico de la Universidad de Navarra acoge durante tres días el XI Simposio Internacional “Fundaciones de la Iglesia Católica. Aspectos canónicos y civiles”. “Las Fundaciones son expresión de la riqueza y la pluralidad, de las expectativas y preocupaciones de la sociedad civil; el vehículo idóneo para canalizar el altruismo de los  ciudadanos que están dispuestos a desprenderse de su patrimonio para dedicarlo a fines de interés general”, ha declarado Jorge Otaduy, presidente del comité organizador del Simposio.

Especialistas de varias Universidades analizan los aspectos canónicos y civiles de las Fundaciones de la Iglesia Católica. El Simposio, “llega con gran oportunidad, ya que acaba de hacerse público el Anteproyecto de Ley de Fundaciones, redactado por el gobierno actual, y acogido con gran prevención por parte del sector”.

“Si bien se han limado algunas gruesas asperezas del texto antes de darse a conocer públicamente, ha proseguido el profesor Otaduy, hay aspectos que, en opinión de voces autorizadas, podrían suponer un paso atrás respecto del régimen vigente. El afán de poner coto a determinados abusos supuestamente producidos en el pasado, inspira una tendencia a acentuar las facultades interventoras del Protectorado y a reducir el ámbito de la legítima actividad económica de las fundaciones. A lo anterior se añade un régimen administrativo sancionador verdaderamente intimidatorio”.

Las previsiones del Anteproyecto de Ley en materia de fundaciones canónicas merecen, según Jorge Otaduy, una calificación negativa, pues conducen al desconocimiento de sus especificidades.  “La pretensión de la norma, en resumen, es extender la aplicación de la Ley estatal a todas las fundaciones religiosas, incluida la sujeción al Protectorado público, tanto en el momento de la constitución cuanto del ejercicio de sus actividades”.

El profesor Otaduy, director del Instituto Martín de Azpilcueta, aseguró que “es difícilmente comprensible el sentido de esta disposición, que, en el caso de ser aprobada en estos términos, pondría punto final a la tradición jurídica, asentada entre nosotros desde la primera ley socialista en materia de fundaciones”.

En las últimas décadas se ha incrementado el volumen e impacto social de las fundaciones, ha habido un fortalecimiento institucional del sector, más organizado y eficiente. El Simposio es una “ocasión de estudio sistemático y de presentación de propuestas de modificación”, ha declarado el profesor Otaduy.

Además en esta primera jornada han intervenido Juan-Cruz Alli Turrillas, profesor de Derecho Mercantil en la UNED de Madrid y Remigio Beneyto, de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, entre otros.