UNIVERSIDAD DE SEVILLA

Propuesta sobre una regulación arquitectónica en los espacios ajenos

La está conectada a lo cotidiano y la vivienda se construye en el día a día. Conforma algo parecido a un organismo que tiene la vida que le prestan sus moradores. En este estudio realizado por Casado, Herrero, Suárez – CHSarquitectos-, se detalla cómo esa vitalidad también forma parte de la , de modo que un buen edificio debería ser capaz de absorber y reflejar las huellas de la vida humana cómo si se construyera con ellas.

La investigación sobre “Lo que no es vivienda en la vivienda social” recoge la vida en colectividad en los conjuntos de vivienda social de promoción pública. Lo común y sus posibilidades de su uso, como generador de la vida social comunitaria, son un indicador del grado de convivencia. Los espacios comunitarios vividos, aquellos precisamente “que no son vivienda”, son el imaginario de la vida real y reflejan pautas de comportamiento de sus habitantes, costumbres y culturas. Todo está en esas evidencias -rastro del habitar- que muestran la vida del edificio, acotando temas de reflexión arquitectónica, antropológica y social. Mostramos experiencias y testimonios encontrados en esas viviendas y todo esto nos hace dudar de la eficacia real de ciertas actuaciones ejemplares, descubriendo cuestiones latentes en la experiencia del habitar en los conjuntos de viviendas sociales y considerando -desde la arquitectura- la sociabilidad como factor de autentica sostenibilidad.

Este , indica en el prólogo, “es recomendable a quienes se dedican a la arquitectura como profesionales, o se preparan para ello, a los que tienen responsabilidades, públicas o privadas, en delación con la vivienda, políticos o gestores, incluso lo es para usuarios y urbanitas en general”.

“Lo que no es vivienda en la vivienda social” está editado por el Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Sevilla y la consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, y corresponde al número 26 de la colección Kora, fruto del convenio suscrito en 1991 entre ambas instituciones a fin de publicar trabajos de interés científico relacionados con los campos y materias relativas a la citada materia.

Rafael Casado Martínez, Almería 1955. Arquitecto ETSA Sevilla, 1978. Premio Real Maestranza de Sevilla al mejor expediente de su Promoción. Profesor de Proyectos ETSA de Sevilla y del Master de Arquitectura y Ciudad Sostenibles. Doctor Arquitecto con la tesis sobre “La Sombra como Forma del Espacio”, publicada en la colección Kora (Sevilla 2006).

Antonio Herrero Elordi, Bilbao 1954. Arquitecto ETSA Sevilla, 1979. Profesor de Proyectos Arquitectónicos en la ETSA de Sevilla. Miembro del Grupo de Investigación INGENTES, del Departamento de Proyectos de la ETSAS. Es autor del trabajo de investigación Arte Povera: el lenguaje poético de los materiales en algunas arquitecturas contemporáneas (Sevilla 2012).

Juan Suárez Ávila, El Puerto de Santa María 1946. Pintor, Diseñador y Catedrático de Dibujo. Profesor Asistente Honorario en la ETSAS. Entre sus escritos señalamos, Mirada, Memoria, Engaño, Sevilla. Paisaje transtornado. Ha participado en numerosas exposiciones de pintura y diseño. Su obra esta presente en diversos Museos y Colecciones Particulares.

En 1982 constituyen CHS Arquitectos. Desarrollan su trabajo en ámbitos próximos a la práctica de la arquitectura, el diseño y la creación plástica. Estos procesos y la docencia son herramientas con las que participan, desde los inicios, en numerosos concursos nacionales e internacionales. Esta concurrencia es instrumento para investigar relaciones entre lugar, necesidad y forma. Desde el inicio de su actividad han sido premiados en diversos concursos de arquitectura. Seleccionados para la Bienal de Arte Contémporáneo de Sevilla 2008 con el Museo de Nam June Paik en Suwon, Kyonggi. (Corea).