UNIVERSIDAD CEU CARDENAL HERRERA

Dos jóvenes investigadores y músicos españoles diseñan la segunda mejor caja de percusión del mundo en el Snare Drums Olympics 2014, celebrado en Nashville

Manuel Ibáñez y Patricia Clemente, estudiantes de doctorado en Ingeniería del Diseño de la CEU-UCH, han combinado la fibra de aluminio y la de carbono en el diseño de esta caja, como resultado de su trabajo de investigación en acústica de materiales

La segunda mejor caja de percusión del mundo en el Nashville Drum Show de Estados Unidos 2014 es española. Los estudiantes de doctorado en Ingeniería del Diseño Industrial y Desarrollo de Productos de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Manuel Ibáñez y Patricia Clemente, han presentado la única propuesta española a este concurso internacional. Su caja “Rasch Diamond”, que combina en su diseño la fibra de aluminio y la de carbono, ha sido elegida como la segunda mejor del mundo por los profesionales del sector, reunidos en Nashville.

El Nashville Drum Show es, desde los años 90, la cita mundial más destacada en el ámbito de la percusión musical a nivel internacional. En esta edición del Snare Drums Olympics 2014, cuyo objetivo es premiar a las mejores cajas de percusión del mundo, la caja Rasch Diamond, presentada por Manuel Ibáñez y Patricia Clemente ha recibido el segundo premio, por la innovadora combinación de sus materiales.

Mejor acústica con nuevos materiales

En su investigación como doctorando en la Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas de la CEU-UCH de Valencia, Manuel Ibáñez realiza estudios sobre las capacidades acústicas de los materiales compuestos y sus aplicaciones en instrumentos musicales: “Existen muy pocas investigaciones sobre la influencia real de los materiales en la vibración de las membranas de los instrumentos de percusión”, explica.

En este ámbito, ha desarrollado el sistema Armonic Range Control (ARC), que permite controlar las capacidades acústicas de las cajas mediante la composición y caracterización de los materiales utilizados en su diseño. “Cuando la membrana de un tambor vibra -explica Manuel Ibáñez- transmite su energía a las paredes de la caja que la soporta, al igual que al aire contenido dentro del instrumento. El cuerpo cilíndrico intenta vibrar consonantemente con la membrana. Este efecto se produce también al contrario: está demostrado que las modificaciones en el comportamiento del cuerpo cilíndrico de un instrumento membranófono afectan directamente a los modos vibratorios de las membranas y, por lo tanto, a las frecuencias de sonido producidas”.

De ahí la importancia de la combinación, proporción, distribución y disposición de los materiales de las cajas de percusión, para que vibren de forma controlada, pudiendo configurar el sonido que las membranas producen, explica Manuel Ibáñez, doctorando de la CEU-UCH. “La combinación en esta caja de la fibra de aluminio y un interior de fibra de carbono le otorgan un mejor equilibrio en cuanto a rigidez y elasticidad”. La calidad del sonido logrado con estos materiales ha sido ahora reconocida internacionalmente en Nashville por los expertos de este sector musical.

Reconocimiento profesional

Hace un año que los doctorandos de la CEU-UCH Manuel Ibáñez y Patricia Clemente decidieron aplicar sus avances en la investigación acústica al diseño de instrumentos de percusión, por su afición por la música. En noviembre de 2013 fundaron Rasch Drums, tras un largo proceso de prototipos, mediciones, estudios y pruebas realizadas por músicos profesionales, para aplicar sus investigaciones al diseño de una nueva gama de cajas de percusión innovadoras, resultado de la aplicación de sus avances en ingeniería para mejorar la calidad armónica del sonido y la ligereza de los materiales, que hacen los instrumentos más cómodos, por ejemplo, para músicos de bandas que actúan en desfiles. Solo en la Comunidad Valenciana más de 40.000 músicos se integran en 545 sociedades musicales, la mitad de todas las que existen en España.

Hasta el momento, han diseñado tres series de cajas: “Guillotine”, “Energy” y la premiada “Diamond”. Algunos de los bateristas españoles más reconocidos ya han usado estas cajas, entre ellos, Ángel Crespo, que ha tocado para artistas como Miguel Bosé, Ana Belén y Víctor Manuel, Antonio Vega, Hevia o Duncan Dhu; y el también baterista Miguel Lamas, que está realizando la gira “AM” de Abraham Mateo y que ha trabajo con Raimundo Amador, Miguel Ríos o Carlos Segarra, entre otros artistas.

Nuevos materiales como alternativa a la madera

Entre las novedades que incorporan las cajas de Rasch Drums destaca el sistema (Internal Air Management), que mejora la proyección de la vibración hacia el parche inferior, mediante las solapas internas que comprimen el aire en impactos de gran potencia, lo que magnifica el efecto de los bordones.

Pero la principal novedad es el empleo de materiales tecnológicos de última generación, que no se deforman ni con el paso del tiempo ni con la acción de la humedad, como sucede con la madera, que además sufre roturas en sus microfibras desde el momento de su fabricación, lo que, con el tiempo, va generando diferencias en el sonido. Estos nuevos materiales son más resistentes y también más ligeros: con un peso aproximado de 300 gramos estas cajas de percusión pueden soportar una presión de hasta 150 kilos.