UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

Supone un 5,14 por ciento más que el presupuesto de 2014

La Olavide incrementa los recursos para la investigación en más de dos millones de euros

La Universidad cumple con los objetivos marcados en el Plan de Reequilibrio Económico-Financiero (2013-2015) presentado a la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo

El Consejo de Gobierno de la Universidad Pablo de Olavide, presidido por el rector Vicente Guzmán, ha aprobado el Presupuesto para el año 2015 de la Universidad Pablo de Olavide, que asciende a 69.470.941 euros, frente a los 66.077.532 euros del presupuesto de 2014, lo que representa un 5,14% más con respecto al ejercicio anterior y. El proyecto de Presupuesto para 2015 será elevado al Consejo Social de la UPO para su aprobación.

El presupuesto para 2015 cumple en primer lugar con los objetivos que se marcaron en el Plan de Reequilibrio Económico-Financiero (2013-2015) que fue aprobado por Consejo de Gobierno y Consejo Social y elevado a la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía, lo que supone que se ajusta a las partidas de ingresos que provienen del modelo de financiación y a los gastos de la Universidad, con el consiguiente ahorro en el gasto no relacionado directamente con la docencia y la investigación, lo que permite mantener la calidad de la enseñanza y la investigación. De hecho, el presupuesto contempla incrementos en las partidas relacionadas con proyectos de infraestructuras científicas y de los contratos de investigación del artículo 83 de la LOU.

En el presupuesto, los recursos para la investigación suben un 66 por ciento por las aportaciones de las distintas administraciones públicas, lo que supone dos millones de euros más. Además, la UPO hace un esfuerzo con sus recursos propios para apoyar la actividad investigadora. El presupuesto refleja también un incremento del 14 por ciento por transferencias de investigación por contratos con empresas según el artículo 83 de la LOU, lo que subraya el dinamismo investigador de esta universidad, que ha hecho que se sitúe en los primeros puestos en los rankings de productividad investigadora a nivel nacional.

La financiación de la Junta de Andalucía para 2015 a la Universidad Pablo de Olavide está previsto que ascienda a 48.768.000 euros, lo que representa el 4,3 por ciento de los recursos que por este concepto se reparten a todo el sistema universitario andaluz. Por segundo año consecutivo, el vigente modelo de financiación de universidades ha sido prorrogado, lo que obligará a acordar un nuevo marco de financiación que la Universidad Pablo de Olavide viene reclamando desde años anteriores a fin de que permita asegurar su suficiencia financiera.

Cabe destacar también que los recursos propios de la Universidad Pablo de Olavide alcanzan la cifra de 12.451.545 euros, lo que comporta que la UPO se financia con recursos propios en un 18 por ciento.

INGRESOS

El presupuesto recoge en el estado de ingresos de la UPO en la agrupación operaciones corrientes la cantidad de 52.263.891 euros, que representan el 75% del total de los recursos. Las aportaciones de los capítulos tercero (tasas, precios públicos y otros ingresos) y cuarto (transferencias corrientes), que reúnen las previsiones procedentes de los usuarios del servicio educativo y de la administración autonómica, respectivamente, son las dos fuentes principales de recursos financieros con los que cuenta anualmente la Olavide. El capítulo de Tasas asciende a 12.252.255 euros, lo que representa el 17,63% del total, y el capítulo de Transferencias Corrientes suma 39.872.346 euros, lo que supone el 57,39% del total del presupuesto de ingresos para 2015.

Las transferencias de capital, con un montante de 17.207.048 euros, que representa el 24,76% del total de los recursos, se nutren fundamentalmente de las transferencias que realizan a la Universidad las instituciones públicas. Para el ejercicio 2015, tienen su origen principal en la Junta de Andalucía (14.189.240 euros) y en la Administración del Estado (2.957.808 euros).

GASTOS

Desde la vertiente de su clasificación económica, el capítulo primero de Gastos, que incluye el gasto de personal y el gasto en acción social, asciende a 44.608.887 euros, lo que supone el 64,21 por ciento del total. Dichos gastos ya recogen la restitución del 5 por ciento de las retribuciones de todos los trabajadores de la UPO reducido el ejercicio pasado.

Respecto al capítulo segundo, de bienes corrientes y servicios, con un presupuesto de 12.234.159 euros, representa el 17,61 por ciento del presupuesto de gastos.
Sobre el capítulo de transferencias corrientes, de 5.525.367 euros, representa un 7,95 por ciento del total. Por último, el capítulo de inversiones reales, de 6.224.506 euros, supone el 8,95 por ciento del total y representa un incremento del 36 por ciento con respecto al ejercicio anterior.