UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

Relata el periodo comprendido entre 1936, cuando José Antonio Aguirre jura su cargo en Gernika, y 1979, el regreso de Jesús María Leizaola como segundo y último lehendakari en el exilio

HOY martes, 9 de diciembre, se ha presentado en una rueda de prensa en Bizkaia Aretoa el documental ‘El Gobierno Vasco en el exilio – Crónica de una esperanza’, producido por Triano Media. La película, de 80 minutos de duración, refleja una larga y dramática historia protagonizada por hombres que supieron, algunos a lo largo de más de cuatro décadas, mantenerse fieles a sus ideales y representar la legitimidad emanada de las Instituciones Republicanas de 1936.

El estreno del documental ‘El Gobierno Vasco en el exilio – Crónica de una esperanza’ tendrá lugar en la tarde de este mismo martes, a las 19:00, en Bizkaia Aretoa, y contará con la presencia del rector de la UPV/EHU Iñaki Goirizelaia, entre otros.

Este documental es una síntesis de la serie homónima de televisión que consta de siete capítulos de duración y que será estrenada próximamente. Este extenso y ambicioso trabajo ha sido dirigido por Antonio Cristóbal. En la elaboración del guión han intervenido, entre otros, los historiadores de la UPV/EHU José Luis de la Granja, Ludger Mees y Santiago de Pablo, así como Leyre Arrieta e Iñaki Goiogana, como autores de los guiones de los siete capítulos. El proyecto ha contado también con la colaboración de más de medio centenar de entrevistados, testigos de la guerra, descendientes y familiares de muchos de los protagonistas, así como políticos y escritores.

Serie para televisión

Los siete capítulos que componen la serie de televisión ‘El Gobierno Vasco en el exilio – Crónica de una esperanza’, son los siguientes:

1.- Los orígenes: La guerra civil (1936-­‐1939). José Luis de la Granja, Santiago de Pablo.
2.- La derrota y el cruce de la frontera (1939-­‐1942). Iñaki Goiogana.
3.- El sueño americano (1942-­‐1945). Ludger Mees.
4.- Años de consolidación, esperanza y activismo (1945-­‐1947). Ludger Mees.
5.- Internacionalización de la causa vasca. A ambos lados del Atlántico (1948-­‐1951). Leyre Arrieta.
6.- La fuerza de la voluntad contra un contexto desesperanzador (1951-­‐1960). Ludger Mees.
7.- El Gobierno de Leizaola: ¿Inactividad o espera? Leyre Arrieta, Santiago de Pablo.

Desde Aguirre hasta Leizaola

La historia relata el periodo que abarca desde 1936, cuando José Antonio Aguirre jura su cargo en Gernika, hasta el regreso en 1979 de Jesús María Leizaola como segundo y último lehendakari en el exilio.

El primer Gobierno vasco (octubre de 1936) era una coalición que contaba, y contó después también, con consejeros nacionalistas, socialistas, republicanos y ocasionalmente comunistas, siendo sus principales partidos el PSOE y, sobre todo, el PNV. Esta era su composición: Lehendakaritza: José Antonio Aguirre Lecube (PNV); Defensa: José Antonio Aguirre Lecube (PNV); Justicia y Cultura: Jesús María Leizaola (PNV); Gobernación: Telesforo Monzón (PNV); Hacienda: Heliodoro de la Torre (PNV); Industria: Santiago Aznar (PSOE); Trabajo, Previsión y Comunicaciones: Juan de los Toyos (PSOE); Asistencia social: Juan Gracia (PSOE); Comercio y Abastecimiento: Ramón María Aldasoro (Izquierda Republicana-­‐ IU); Sanidad: Alfredo Espinosa (Unión Republicana); Obras Públicas: Juan Astigarrabia (Partido Comunista de Euskadi – PCE); Agricultura: Gonzalo Nárdiz (Acción Nacionalista Vasca-­‐ ANV).

Pero este primer Gobierno apenas tuvo nueve meses de vida en Euskadi. Las tropas franquistas ocuparon Bilbao en junio de 1937. Para el Gobierno vasco y sus miembros como para decenas de miles de personas comenzaba un dramático y largo exilio. Primero en Cantabria (Laredo, Santoña y Santander) y luego en Cataluña (Barcelona, Figueres, La Vajol), y meses después tras cruzar la frontera en Francia, Inglaterra o América.

El primer Gobierno vasco inicia entonces un largo periodo de cuatro décadas en las que se mezclarán dramáticos episodios (como fueron la reclusión de miles de vascos en campos de internamiento como los de Argelés sur Mer o Gurs en el sur de Francia, la ocupación alemana y la pérdida de la sede de la Avenue Marceau de Paris, la II Guerra Mundial, la desaparición y “odisea” de su lehendakari Aguirre, o el “abandono de los amigos”) con momentos de activismo internacional (como la estrecha colaboración con los servicios aliados de información, la oficina de Nueva York, la liberación de Francia, la batalla del Batallón Gernika en la Pointe de Grave, la caída del nazismo) o también de esperanza (como la reseñable e importante colaboración en el nacimiento de los NEI -Nuevos Equipos Internacionales- en el Congreso de La Haya y la participación en la construcción europea).

La década de los cincuenta, con la celebración del Congreso Mundial Vasco, significará de nuevo la fuerza de la voluntad de esa generación luchando contra un contexto desesperanzador. Los escasos recursos económicos, el cierre de Radio Euskadi, la nueva incautación de la sede del Gobierno vasco en Paris y las primeras críticas a su gestión desde el mundo nacionalista más radical, irán minando la salud del Lehendakari, que fallecerá en Paris en marzo de 1960.