UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

Aventura-T organiza actividades extraescolares y excursiones a medida en entornos naturales combinando la aventura y el deporte, con el conocimiento de la zona y el respeto del medio ambiente

El estudiante de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla David Navarro Saavedra, ha puesto en marcha, junto a otros tres jóvenes emprendedores, el proyecto Aventura-T, una empresa de turismo activo que diseña, desarrolla, produce y gestiona excursiones personalizadas para grupos de todas las edades en entornos naturales. La actividad física y la defensa del medio ambiente son dos de los pilares fundamentales de este proyecto que pretende inculcar una serie de valores, como son el respeto a la naturaleza o la práctica del deporte, entre quienes participan en sus excursiones.

Aventura-T se creó a mediados de 2012 en el municipio sevillano de Dos Hermanas, entre un grupo de jóvenes estudiantes que acababan de cursar el Ciclo Superior de Actividades Deportivas. En concreto, se trata de David Navarro Saavedra, que cursa en la actualidad el grado de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en la UPO; Luis Justiniano Zambrano, estudiante de Fisioterapia; Francisco Javier Díaz Palma, que cuenta con el Ciclo Superior de Prevención de Riesgos Laborales, y Javier Justiniano Zambrano, diplomado en Magisterio por Educación Física.

La idea de poner en marcha un proyecto propio que relacionara el ejercicio físico con el entretenimiento y el conocimiento del entorno natural, surgió cuando tras terminar el Ciclo Superior de Actividades Deportivas participaron como voluntarios en una excursión extraescolar con adolescentes. “Una profesora nos preguntó si no habíamos pensado montar una empresa porque gustó mucho la actividad que hicimos con los jóvenes”, recuerdan, “fue entonces cuando vimos que nosotros podíamos hacer algo por nuestra cuenta”.

En la actualidad, Aventura-T organiza actividades extraescolares con colegios e institutos, colabora con campamentos y ofrece excursiones a personas mayores, además de preparar otros eventos como gymkanas, animaciones o juegos para todos los públicos, sin perder nunca el punto de vista del fomento de la actividad deportiva. “Lo que queremos es que el deporte acabe siendo la base de quienes participan en nuestras excursiones, porque muchas de las personas que vienen no suelen practicar ningún tipo de ejercicio físico y gracias a estas actividades al final se acaban animando”, explican.

Tienen diseñadas excursiones de senderismo a pie, en bicicleta o a caballo, rutas en kayak, rafting o escalada por entornos naturales cercanos de la provincia de Sevilla, Cádiz o Huelva para actividades de un día y otras tantas a puntos como Sierra Nevada, en Granada, o el Camino de Santiago, para viajes organizados de mayor duración. Aun así planifican y gestionan la actividad según lo que demande el propio cliente.

Para ello, se nutren además de una red de colaboradores en los que hay ambientólogos, historiadores o educadoras infantiles, que ayudan a ofrecer una atención específica y una información detallada sobre el lugar en el que se desarrolla la excursión. “Son profesionales que nos complementan y que hacen que la calidad de la actividad sea mayor”, aseguran estos emprendedores puesto que la filosofía del proyecto es la cercanía con los participantes, ya sean jóvenes o mayores.

Su idea de Aventura-T les valió, además, a estos emprendedores para quedar finalistas del VI Encuentro de Emprendedores de Sevilla, que organiza la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía, a través de Andalucía Emprende.