UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

El de la UC explica que la postura de la no es retrasar arbitrariamente los cambios propuestos por el Ministerio, sino “darse tiempo para trabajar desde ya en un análisis cualitativo y económico serio”

El rector de la Universidad de Cantabria, José Carlos Gómez Sal, señaló hoy en Santander que la reforma de los estudios universitarios aprobada por el Gobierno “debe ser estudiada en profundidad antes de implantarla”. “No se trata simplemente de retrasar su aplicación, sino de empezar desde ya un trabajo serio de análisis de varios aspectos que aún no han sido estudiados”, dijo, tras asistir ayer en Madrid a la reunión de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas.

La práctica mayoría de las universidades que integran la CRUE (58 votos a favor, 1 en contra y 5 abstenciones) ha acordado no plantear la modificación de los planes de estudio, pasando del modelo actual de 4+1 al de 3+2, antes de septiembre de 2016, de manera que no se impartiría ninguno de estos títulos de tres años antes del curso 2017-2018.

Las razones por las que “no es oportuno modificar esta estructura” ahora mismo son varias, explica Gómez Sal. “Para empezar, no hemos evaluado aún la implantación del modelo del Espacio Europeo de Educación Superior, ya que están acabando los primeros grados”. Actualmente, las universidades están inmersas en la acreditación de las titulaciones impartidas en el marco de este sistema y prácticamente la mitad del profesorado está implicado en la evaluación de la otra mitad.

“También en Europa se está evaluando el proceso y analizando tanto las fórmulas de 4+1 y 3+2 como las mixtas”, comenta el rector de la UC, quien cree necesario “saber exactamente qué está pasando en otros países, ya que nos puede pasar que nos lancemos a recorrer un camino que otros van a hacer en sentido inverso”.

Estudio económico

En términos económicos, “echamos en falta un estudio económico real del coste que supone bajar las carreras de cuatro a tres años, porque evidentemente estas costarán menos, pero si se suman los dos años de máster es más caro para el estudiante”. “Es preciso realizar un estudio serio”, opina el rector de la UC.

José Carlos Gómez Sal también se mostró disconforme con que la decisión de optar por una u otra fórmula sea voluntaria. “Aunque las competencias educativas son autonómicas, el Estado debería velar por la cohesión del sistema universitario”.

El rector de la UC no ve “lógico” que “dentro de un mismo país e incluso dentro de una misma comunidad, unas universidades impartan el mismo grado en tres y otras en cuatro años, sino que habría que ver, entre todos, cuáles son susceptibles de una duración y de otra”. Así, Gómez Sal explicó que la CRUE no está en contra del Real Decreto en si, sino de la oportunidad de implantarlo ahora, antes de estudiar todas sus posibles consecuencias.