UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– El secretario de Estado para la del Ministerio de Asuntos Exteriores imparte una conferencia en la Universidad de Navarra

“El verdadero motor de la integración europea va a ser la Eurozona. En los próximos años vamos a tomar medidas para conseguir una mayor integración, y quienes más van a progresar van a ser los países de la Eurozona”. Así lo afirmó Iñigo Méndez de Vigo, secretario de Estado para la Unión Europea del Ministerio de Asuntos Exteriores, quien impartió una conferencia en la Universidad de Navarra.

El experto, que intervino en la primera sesión de los Diálogos Europeos del programa Economics, Leadership and Governance de la Facultad de Económicas, planteó el marco general de las grandes cuestiones europeas y abordó las relaciones de España con la Unión Europea.

En referencia al origen de la Comisión Europea, Méndez de Vigo afirmó que “la construcción europea empezó por la política y, desde el principio, el objetivo fue siempre lograr una mayor integración política”. En este sentido, apuntó que “el euro es uno de los grandes proyectos europeos, que no solo se trata de un proyecto económico sino político; el euro como factor de integración”. Además, explicó que “el euro estuvo a punto de desaparecer en el año 2012, pero hoy día está muy consolidado”.

En cuanto a la crisis, señaló que en los últimos años “se ha establecido la Unión Bancaria, autoridades de supervisión y una serie de indicadores de tipo preventivo para que la crisis de los años 2008-2010 no vuelva a ocurrir”. Por lo tanto, indicó que “hemos dejado atrás la peor crisis financiera y económica de los sesenta años de historia de la Unión Europea y ahora estamos en otra etapa, pero todavía sufriendo muchas de las consecuencias de la crisis”. “Actualmente, Europa debe enfrentarse al problema del crecimiento, a la creación de puestos de trabajo y, en consecuencia, al aumento del bienestar social”, concluyó.

Retos del nuevo modelo

Según explicó el experto, “tenemos una nueva comisión que da estabilidad a Europa, fruto de un pacto entre populares, socialistas y liberales, tanto en el Parlamento Europeo como en la Comisión Europea. Esta comisión tiene que centrarse en los problemas que preocupan a la gente e intentar resolverlos”.

Méndez de Vigo señaló cuáles son los proyectos prioritarios a los que debe dedicarse la nueva comisión. Entre ellos, destacan el compromiso de las reformas estructurales, las cuestiones migratorias, el terrorismo yihadista, tener una sola voz en temas de política exterior y seguridad, conseguir que el Banco Central Europeo tenga un papel más activo, y realizar la unión de la energía. En referencia a este último aspecto, afirmó que “Europa no puede seguir dependiendo de otros países en cuestiones energéticas. En este momento se es consciente de la importancia de conseguir una independencia”.

Como conclusión y haciendo balance, el secretario advirtió que “gracias al euro, en Europa en estos años nos hemos integrado más que en los diez anteriores; hemos legislado en un sentido integracionista y hemos hecho más Europa”.