UNIVERSIDAD DE GRANADA

ATISoluciones Diseño de Sistemas Electrónicos SL, en UTE con Letter Ingenieros SL, ha resultado adjudicataria del contrato de supervisión energética y adecuación a normativa del alumbrado exterior de Palma de Mallorca

Este contrato, pionero en España, consiste, principalmente, en el control y gestión energética del alumbrado público, así como la supervisión de la empresa mantenedora. Tendrá un importe total de 1.920.270 euros y una duración de cuatro años, más dos prorrogables

La spin off de la Universidad de Granada ATISoluciones Diseño de Sistemas Electrónicos SL, en UTE (Unión Temporal de Empresas) con Letter Ingenieros SL, ha resultado adjudicataria del contrato de supervisión energética y adecuación a normativa del alumbrado exterior de Palma de Mallorca.

Recientemente el Ayuntamiento de Palma ha hecho pública la adjudicación de este contrato, pionero en España, que consiste, principalmente en el control y gestión energética del alumbrado público, así como la supervisión de la empresa mantenedora. Tendrá un importe total de 1.920.270 € y una duración de cuatro años, más dos prorrogables.

Ambas empresas, de origen granadino pero de ámbito nacional, se han constituido en UTE (Unión Temporal de Empresas) para la presentación de su oferta conjunta el pasado septiembre de 2014.

ATISoluciones, de la Universidad de Granada, cuenta con una dilatada experiencia en el sector de la electrónica, con importantes avances en el diseño de equipos y sistemas electrónicos a medida, adaptados a cada cliente. En la actualidad, la Universidad de Granada y la Junta de Andalucía cuentan con sus servicios en seguridad, accesos y servicios telemáticos, entre otros clientes públicos y privados.

Letter Ingenieros, por su parte, es una empresa especializada en eficiencia energética, miembro de la Asociación de Empresas de Eficiencia Energética, A3e y socio fundador del Clúster de Construcción Sostenible de Andalucía. Entre sus clientes cuenta con grandes cadenas hoteleras y empresas de mantenimiento, así como una infinidad de clientes de la Administración Pública.

Para llevar a cabo este ambicioso proyecto, la UTE, denominada EFIBALEAR, contará con un centro de gestión en Palma de Mallorca, apoyado desde las sedes granadinas de las dos empresas. El anterior contrato englobaba, de forma parcial, funciones de gestión energética y adecuación normativa realizadas sobre parte de las instalaciones conectadas a los cuadros eléctricos de alumbrado.

Con el fin de realizar un control más exhaustivo de esta gestión, de forma que se garantice la minimización de los costes energéticos, se ha optado por desarrollar un nuevo modelo de contrato que potencie las funciones de gestión energética y control de la adecuación de las instalaciones existentes a la normativa vigente, de forma que se garantice que las actuaciones realizadas en la totalidad de las zonas estadísticas de la ciudad conlleven resultados uniformes y coherentes encaminados a propuestas únicas de optimización energética y cumplimiento de la normativa de aplicación.

La supervisión energética de la instalación comprenderá los trabajos necesarios para asegurar el correcto funcionamiento de las instalaciones objeto del contrato, garantizando el consumo eléctrico optimizado.

Esta prestación incluirá los trabajos necesarios de optimización de los horarios y regímenes de funcionamiento de las instalaciones de forma que se garantice el buen uso de todos los componentes implicados; la vigilancia de los consumos alimentados desde los cuadros de alumbrado exterior, de forma que no se produzcan conexiones no autorizadas o en condiciones no aprobadas por el Ayuntamiento; la actualización del inventario y de la base de datos municipal; el control luminotécnico de las instalaciones de alumbrado exterior, de forma que se compruebe que el consumo eléctrico generado es el mínimo imprescindible para el buen funcionamiento de las instalaciones, así como los trabajos de control por desviaciones de consumos de energía reactiva; la correcta tarificación de las pólizas de suministro eléctrico y la eliminación de cualquier desviación en consumo no justificado, así como el control de facturación de la compañía suministradora de energía.

Se deberán realizar, además, todos los trabajos de interlocución delante de cada una de las empresas que formen parte del proceso de suministro de energía para las instalaciones objeto del contrato.

En definitiva, esta adjudicación afianza a estas dos empresas granadinas en primera línea del campo de la eficiencia energética, empresas que apostando firme y decididamente por la formación e innovación van abriendo camino en este difícil y competitivo sector.