UNIVERSIDAD DE ALICANTE

Investigadores de la Universidad de Alicante han desarrollado un innovador procedimiento de síntesis de nuevos tintes con una nueva familia de moléculas de indolizina, que ha permitido descubrir una ruta sintética más eficiente que las actuales.

La tecnología, desarrollada por un grupo de investigadores del Instituto de Síntesis Orgánica () de la UA, se caracteriza porque las moléculas de interés se obtienen en un solo paso a partir de materiales comerciales, y supone una ventaja en el proceso productivo, ya que disminuye los costes, aumenta el rendimiento final y se generan menos residuos.

Los tintes derivados de indolizina han sido relativamente poco estudiados en comparación con otros más comunes, como por ejemplo, los del tipo trifenilmetano o azocompuesto. “En este sentido, los tintes derivados de indolizina han encontrado aplicaciones muy interesantes en dispositivos de grabación y lectura láser, termografía y fototermografía, dispositivos electrocrómicos, filtros ópticos, así como en convertidores fotoeléctricos para células solares. Su gran interés se manifiesta en la protección mediante patentes de compañías japonesas tales como Fuji Photo Film, TDK Corporation y Sony Corporation”, explica el Dr. Francisco Alonso Valdés, director del Instituto de Síntesis Orgánica y principal responsable de la investigación.

Según el Dr. Alonso, la tecnología es totalmente respetuosa con el medioambiente, ya que no utiliza disolventes tales como, dioxano, piridina, cloroformo o benceno que son empleados en otras metodologías, y se caracterizan por su elevada toxicidad y su demostrado carácter cancerígeno.

Además, los compuestos obtenidos se caracterizan por ser solvatrocrómicos, es decir, su color en disolución varía según el disolvente que se utilice. Igualmente, se ha observado que la coloración en estado sólido depende del tamaño de partícula, añade el Dr. Alonso.

El procedimiento se ha llevado a cabo de forma satisfactoria y reproducible a nivel laboratorio, con rendimientos altos a escala de multi-gramo. Asimismo, el Instituto de Síntesis Orgánica dispone de una planta piloto que está certificada para trabajar en condiciones GMPs (Good Manufacturing Practices) donde es posible realizar el escalado a nivel industrial para obtener cantidades a escala de multi-kilogramo.

El proyecto ha recibido una ayuda económica de la Consellería de Educación, Cultura y Deporte de la Generalitat Valenciana en la modalidad de “contratación de personal de apoyo vinculado a un proyecto de transferencia de los resultados de investigación o de innovación”. Además, el Instituto de Síntesis Orgánica ha firmado dos convenios de colaboración con empresas de la provincia de Alicante que han mostrado interés por el proyecto.