UNIVERSITAT DE VALENCIA

Moléculas magnéticas con potencial cuántico y mayor precisión en el procesamiento de datos para la Observación de la Tierra, dos nuevas líneas que reciben el empuje de las ayudas Consolidator Grant del

Alejandro Gaita Ariño (ICMol) y Gustau Camps Valls (LPI) consolidan sus equipos de investigación en la frontera del conocimiento

Dos potentes líneas de investigación se consolidan en la Universitat de València gracias al nuevo empuje del European Research Council (ERC), que acaba de conceder ayudas por valor de más de 3’5 millones de euros a los investigadores Alejandro Gaita Ariño (ICMol) y Gustau Camps Valls (LPI). Se trata de las becas Consolidator Grant, destinadas a consolidar nuevos grupos de investigación en la frontera del conocimiento.

El Consejo Europeo de Investigación, dependiente del programa Marco Horizonte 2020, acaba de conceder dos ayudas de 1’7 y 1’9 millones de euros cada una a proyectos nacidos en el Instituto de Ciencia Molecular (ICMol) y el Laboratorio de Procesado de Imágenes (LPI) de la Universitat de València. Moléculas magnéticas con potencial cuántico y nuevos métodos de procesamiento de datos para la teledetección son los temas de investigación de los científicos seleccionados para recibir las becas Consolidator Grant, unas de las más prestigiosas y mejor dotadas de plan marco europeo de investigación Horizonte 2020. Con ello, Alejandro Gaita Ariño y Gustau Camps Valls despegan como líderes IPs hacia la ciencia de excelencia, posibilitando la consolidación de sus equipos y abriendo paso a nuevas líneas de investigación.

Las Consolidator Grant son subvenciones destinadas a investigadores de cualquier nacionalidad que desempeñen su labor en centros de investigación situados en estados miembros o países asociados. Los aspirantes deben contar con una experiencia de entre siete y doce años desde la finalización del doctorado y una trayectoria científica prometedora. Como único criterio de evaluación, el ERC examina la excelencia científica tanto del investigador como de su propuesta. Independencia investigadora, madurez científica, impacto internacional y cierta presencia y visibilidad entre la comunidad científica europea se presentan como importantes indicadores para la evaluación.

El ERC ha financiado, en esta ocasión, un total de 32 Consolidator en toda España, 4 de las cuales han sido concedidas en el ámbito de la Comunidad Valenciana. Dos para la Universitat de València – Instituto de Ciencia Molecular (ICMol) y Laboratorio de Procesado de Imagen (IPL)–; una para el Centro de Investigación Príncipe Felipe, y una cuarta para el Instituto de Neurociencias de Alicante.

Alejandro Gaita Ariño, doctor en Química, es investigador del programa ‘Ramón y Cajal’ en la Universitat de València. Hasta hoy, su trabajo en el Instituto de Ciencia Molecular (ICMol), en el Parc Científic de la institución académica, ha ido asociado al del catedrático Eugenio Coronado, uno de los químicos españoles más influyentes del panorama científico internacional, junto a quien ha publicado más de treinta de artículos sobre diseño y síntesis de nuevos materiales moleculares con propiedades magnéticas interesantes. Con más de 1.500 citas en los últimos cinco años, Gaita Ariño ha participado en una veintena de proyectos científicos y lleva co-dirigidas tres tesis doctorales. Su curiosidad hacia la Computación cuántica y sus estancias en el extranjero (Basilea, Vancouver, Toulouse…), le han permitido abrir una nueva línea de investigación e iniciar una carrera independiente arropada por el mismo ICMol. El empuje de la Consolidator (cerca de 2 millones de euros para 5 años) facilita la consolidación de su equipo de investigadores y, por tanto, el futuro de su investigación sobre Decoherencia Cuántica, un fenómeno físico que tiene que ver con la pérdida de efectos cuánticos y que no sólo es de utilidad para dar respuesta a algunas preguntas científicas fundamentales, sino para la mejora de las más ambiciosas aplicaciones tecnológicas del presente y del futuro: las tecnologías cuánticas.

Gustau Camps-Valls, físico e ingeniero electrónico, lidera un grupo de investigación desde el Laboratorio de Procesado de Imágenes (LPI),en el Parc Científic de la Universitat de València. Su vasta experiencia en el procesamiento de señales y datos aplicada a la Observación de la Tierra –más de 120 artículos internacionales, 5.000 citas, un índice h=38 y varios libros editados– y su paso por destacados centros de investigación europeos –Remote Sensing Laboratory de Trento-Italia, Max Planck Institute de Tübingen-Alemania, o EPFL en Lausanne-Suiza–, le permitirá emprender una investigación encaminada a resolver acuciantes demandas en el campo de la teledetección: desarrollar innovadores métodos de aprendizaje estadístico para analizar y comprender los datos que proporcionarán los satélites artificiales de Observación de la Tierra, como los Sentinels de la Agencia Espacial Europea (ESA). La ayuda de la ERC (1’7 millones de euros) servirá para desarrollar la nueva generación de técnicas de análisis y estimación de variables climáticas –temperatura, ciclos del carbono o procesos fotosintéticos–, que mejorarán la eficiencia, la precisión en las predicciones y la comprensión de los procesos climáticos a partir de datos empíricos. Esto permitirá situar a Camps-Valls y a su equipo en primera línea de la ciencia mundial.12

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Investigación universitariaNoticiasUniversidades de la Comunidad Valenciana

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed