UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– La Universidad de Navarra organiza en Madrid una conferencia con el presidente del Instituto Ifo

El Instituto Empresa y Humanismo de la Universidad de Navarra ha organizado en Madrid una conferencia con el economista alemán Hans-Werner Sinn, presidente del Instituto Ifo de Investigación Económica y uno de los más representativos de la ortodoxia en las cuentas que reclama Alemania a sus colegas del sur de Europa. En su opinión, “solo estamos retrasando el hecho evidente de que debe declararse en bancarrota; en el derecho civil sería un delito, pero no el derecho público”.

El economista alemán pronunció la conferencia Deuda pública y justicia intergeneracional, durante la que desgranó las líneas básicas de su pensamiento. El experto enmarcó el debate sobre la deuda en un contexto más amplio que el económico: “Es un problema demográfico, no estamos en un sistema sostenible”, denunció, para a continuación defender el depauperado concepto de la austeridad: “Austeridad es comportarse de forma responsable: es imposible gastar más de lo que se tiene. Los estímulos de la economía no son sostenibles, porque aumentan la deuda”, remarcó.

“Grecia tiene tanta deuda y la economía está en tan mal estado, que el ministro Yanis Varoufakis dijo que Grecia no tenía una crisis de liquidez, sino que era insolvente”, recalcó. En su opinión, “hay que enfrentarse a la realidad, hacer una quita y renegociar la deuda con el Banco Central Europeo; es un problema irresoluble. Los inversores deben entender que no van a recuperar todo su dinero”, insistió. Según sus datos, el país heleno tiene en estos momentos 6 veces más créditos concedidos que en 2010, cuando eran de 48.000 millones. “Y el paro sigue igual”, apostilló.

“Vanoufakis tiene razón cuando dice que no ha funcionado, estoy de acuerdo, pero él quiere más dinero, y creo que hay que abordar la solución de forma diferente: Grecia ha recibido dinero por valor de 32 Plan Marshall aportados por la UE”, denunció. “Vamos a continuar por esta vía y en algún momento se producirá el milagro, parecen pensar”.

Jubilación opcional, fomento de la natalidad y ahorro

Tras explicar un problema que afecta también a España, aunque no de forma tan urgente y evidente, Hans-Werner Sinn aportó algunas recetas para mejorar la situación. La ya citada de permitir quitas a la deuda griega, pero también otras recomendaciones generales para las economías europeas que han suscitado un debate en Alemania: “Hay que abolir la edad de jubilación obligatoria. Trabajar hasta los 65 y luego jubilarse no tiene sentido en un mundo como el actual, con mejor salud y más longevidad. Nadie tiene que trabajar más, pero puede hacerlo si lo desea”.

Defiende también “imitar a Francia” porque “tiene mucha natalidad gracias a las facilidades fiscales a las familias.” Animó a los ciudadanos del sur de Europa a imitar a sus vecinos del norte a la hora de ser “más ahorradores” y apostó también por “cambiar las normas de inversión”, ya que en su opinión “no tiene sentido guardar dinero en bonos del Estado, porque no solucionan el problema de que en el futuro no habrá suficientes trabajadores para pagar las pensiones de la generación del baby-boom”.