UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

La directiva de Endesa ingresa en el programa “Alumni”-Distinguidos destacando la importancia de la innovación “terrenal” y de la transferencia de conocimiento

Estudió Ingeniería de Telecomunicación en la Universidad de Cantabria y, veinte años después, ocupa un alto cargo directivo en una de las empresas españolas más destacadas del IBEX 35, Endesa. Su trayectoria profesional y sus valores personales han hecho de Sandra Alfonso Cagigas merecedora del título de “Alumni”-Distinguidos, con el que la UC pretende mantener un vínculo con antiguos alumnos de éxito para convertirles en embajadores del campus.

La nueva miembro del programa, primera del campo de las telecomunicaciones, dijo sentirse “muy emocionada”. “Es un placer y un honor” recibir la distinción de esta universidad que –en un símil que hizo con el deporte de la vela- “me enseñó a marcar el rumbo, que es lo realmente importante”.

Sandra Alfonso agradeció el aprendizaje recibido “para investigar y autoformarme” por parte de sus profesores, que siguen asesorándola, y también de sus ex compañeros de clase. Además destacó que, al margen de los “vaivenes” que se dan en los puestos directivos del sector privado, el nombramiento recibido de la Universidad “permanecerá” y “pondré todo mi esfuerzo en ser digna de este honor”.

Innovación más allá del campus

La directora de Transformación Digital de Endesa hizo un repaso a la situación de este campo de trabajo, que considera “apasionante” en un momento en el que “tenemos tecnologías con las que hace unos años no habríamos ni soñado” que “están revolucionando el mercado”. En este contexto en el que “las empresas rompen sus fronteras e incluso el cliente final interviene en la toma de decisiones”, Alfonso destacó el triple papel que juega la universidad en la formación de equipos multidisciplinares, en la innovación y en la generación de conocimiento.

Según la ingeniera, “ya no podemos hablar de una cadena de valor sino de una malla de valor” y en esto “Santander es pionera con el proyecto de Smart City”. En su opinión este es un ejemplo de la tercera misión de la universidad: “extender el conocimiento más allá del campus”. “Necesitamos una innovación terrenal, que podamos poner en práctica muy rápido, porque la competencia es brutal”, apuntó, añadiendo que la innovación “va ligada al desarrollo económico” y debe ser “lateral, abierta y colaborativa”.

También habló sobre el talento y el capital intelectual que sale de los campus, resaltando que “en España necesitamos tener gente potente, muy formada y con habilidades y valores”. Como una de las primeras estudiantes de la UC que disfrutó de una beca Erasmus, Sandra Alfonso aconsejó a los universitarios “salir de casa, porque ver una vez es como escuchar cien veces”.

Por último, afirmó que haber recibido la distinción del programa “Alumni”-Distinguidos es para ella “un compromiso con mi universidad y con mi tierra”, una región en la que, en su opinión, “creemos en la cultura y la educación, fundamental para lograr un mundo mejor”.

De la información al conocimiento

En el acto, el rector reflexionó sobre las enseñanzas universitarias y la necesidad de hacer cambios para implantar “nuevos métodos” que incidan en “transformar la información en conocimiento”, imprescindible en su opinión para lograr la innovación. Según Gómez Sal, “los valores aportan más que el conocimiento y la universidad contribuye a transmitirlos”.

El vicerrector de Estudiantes, Empleabilidad y Emprendimiento de la UC, Rafael Torres, que fue profesor de Sandra Alfonso, repasó su trayectoria académica y profesional, asegurando que “es un ejemplo de esfuerzo personal”.

Lourdes Royano, presidenta de la Asociación de Antiguos Alumnos de la UC (ALUCAN), explicó en su intervención que es la décimosegunda integrante del programa “Alumni”-Distinguidos, promovido por ALUCAN y el Consejo Social. El presidente de este último órgano, José Luis Zárate, destacó la importancia de que estos ex alumnos transmitan su visión desde el mundo de la empresa, “fuera de las paredes de la universidad” y destacó la experiencia internacional y los valores de la ingeniera, que “dan un plus a su función” y en su opinión son comunes en las personas de éxito.

Tras recibir la distinción, Sandra Alfonso participó en un encuentro con estudiantes de su antiguo centro, la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales y de Telecomunicación.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: GeneralUniversidades de Cantabria

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed