UNIVERSIDAD DE SANTIAGO DE COMPOSTELA

Se trata de un cerebral muy agresivo que se caracteriza por su falta de respuesta a los tratamientos convencionales

Investigadores de Farmacia y Tecnología Farmacéutica de la USC han diseñado un sistema de microesferas de plástico biodegradable en las que se puede encapsular la proteína BMP7 y liberarla de una manera controlada mediante implantes intracraneales en pacientes con glioblastoma, un tumor cerebral muy agresivo que se caracteriza por su falta de respuesta a los tratamientos convencionales. El nuevo hallazgo acaba de validar en vivo la eficiencia de los implantes diseñados en la USC a través de ensayos con tumores de líneas humanas primarias en una colaboración entre los investigadores de la Universidad de Santiago, del Instituto de Salud Carlos III y del Hospital 12 de Octubre de Madrid. Además, ésta es la primera vez que se utiliza esta combinación para tratar este tipo de tumor.

Marcos García-Fuentes, del Departamento de Farmacia y Tecnología Farmacéutica y del Centro Singular de Investigación de Medicina Molecular y Enfermedades Crónicas (CIMUS), explica que estudios recientes han demostrado que los animales tratados con microesferas desarrollan el tumor más tarde y con un tamaño más pequeño. Además, “hemos encontrado que los tumores tratados con microesferas mostraron unas características de menor malignidad”, explica el investigador de la Universidad de Compostela, que además sugiere que esta terapia específica sobre las células iniciadoras del glioma puede tener un gran valor terapéutico en combinación con las terapias convencionales.

En los estudios ahora publicados, el equipo logró frenar la proliferación de las células iniciadoras del glioblastoma obtenidas de los pacientes, utilizando la liberación de la proteína BMP7 durante varias semanas. Los dispositivos diseñados en los laboratorios compostelanos se fabrican con un material biocompatible que, una vez trasplantado, se va degradando de una manera gradual, permitiendo la salida de la proteína al contorno tumoral y frenando el crecimiento de los modelos preclínicos de la enfermedad.

El nuevo trabajo publicado en Oncotarget es parte de una línea de trabajo del equipo de Marcos García-Fuentes, que pretende eliminar selectivamente las células iniciadoras del glioma, “una población tumoral altamente resistente a las terapias convencionales y capaz de reiniciar los tumores por sí misma.” Antes de los nuevos hallazgos, los investigadores de la Universidad de Santiago ya describen la formación de los implantes ahora validados en modelos en vivo, mostrando sus propiedades farmacéuticas y realizando estudios en cultivos que sugieren la capacidad para suprimir las células iniciadoras del glioma. El equipo compostelano cuenta con el apoyo de la y de la .

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Investigación universitariaUniversidades de Galicia

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed