UNIVERSIDAD DE EXTREMADURA

El trabajo abordará el número de personas afectadas y sus características sociodemográficas, segmentando por edad, sexo y procedencia geográfica. También hará una estimación del costo de la enfermedad

La (EP) es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente tras la enfermedad de Alzheimer, siendo su origen multifactorial aunque con una acusada interacción entre factores genéticos y medioambientales. A pesar de los avances realizados en el conocimiento de la enfermedad, aún hoy en día el diagnóstico de la EP es básicamente clínico, es decir, no existe un marcador biológico que permita predecir o asegurar si una persona desarrollará o está ya afecto por la enfermedad.

La prevalencia de la enfermedad de Parkinson es variable en función de la población analizada, la edad y el sexo. Se estima que la enfermedad afecta a más del 1% de la población caucásica por encima de los 55 años y su prevalencia aumenta con la edad, siendo del 3,1% en sujetos entre 75 y 84 años y de 4,3% en los sujetos entre 85 y 94 años.

No obstante, las cifras reales de prevalencia no son conocidas, entre otras causas, por las características de su comienzo y desarrollo clínico. En Extremadura, con una población notablemente envejecida, no se conocen con certeza esas cifras.

Por ello el Grupo PARK, ubicado en el Departamento de Bioquímica de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Extremadura en Cáceres e integrado en el Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBERNED) del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), Centro de referencia Internacional para este tipo de patologías, va a desarrollar un estudio epidemiológico con el fin de conocer de una manera más precisa la incidencia de esta enfermedad en Extremadura.

El estudio comprenderá dos etapas: un estudio farmacoepidemiológico observacional retrospectivo mediante el análisis de los datos de prescripción de fármacos antiparkinsonianos y, por otro lado, un estudio comunitario observacional basado en la detección de casos. El rango de fechas a estudiar comprenderá entre 2012 a 2014 y su procesamiento comprenderá algo más de un año.

Se pretende hacer una aproximación el número de personas afectadas y las características sociodemográficas de las mismas, segmentando por edad, sexo y procedencia geográfica, realizar una estimación del costo de la enfermedad en términos farmacológicos y conocer la tipología de la enfermedad de Parkinson en Extremadura.