UNIVERSIDAD DE DEUSTO

- condena de forma rotunda la masacre perpetrada en la Universidad Garissa la semana pasada, expresa sus condolencias y se une al dolor de las familias y de la sociedad keniata ante la trágica pérdida de los 148 jóvenes universitarios asesinados, víctimas de una violencia sectaria y absolutamente cruel.

UNIJES une su voz a la del Papa Francisco cuando afirma sentirse “profundamente apenado por la inmensa y trágica pérdida de vidas humanas causada por el reciente ataque a la Universidad de Garissa”, y “condena este acto de insensata brutalidad y reza por la conversión de los corazones de aquellos que lo han perpetrado”, invitando “a redoblar esfuerzos con el fin de trabajar con todos los hombres y mujeres de Kenia para poner fin a esta violencia y saludar la luz de una nueva era de fraternidad, justicia y paz”.

Las universidades son los mejores lugares para buscar con profundidad y rigor la verdad, para contribuir a través del saber, la investigación y la ciencia a mejorar la vida humana. La universidad es el ámbito para desarrollar conciencias ilustradas, para ejercer la libertad responsable de la palabra y el diálogo respetuoso, para promover la justicia y el progreso en nuestras sociedades. Nada más alejado de este propósito que la barbarie criminal que golpeó el pasado Jueves Santo la Universidad de Garissa en nombre de lo injustificable.​