UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– Expertos multidisciplinares abordan el fenómeno de la drogadicción en un curso de verano organizado por la Universidad de Navarra

“Las drogas depresoras, como el alcohol o la heroína, producen una dependencia física mucho mayor que las drogas estimulantes, como la cocaína, que causa una dependencia principalmente psicológica”. Así lo ha afirmado hoy la doctora Elena Puerta, experta en Farmacología y Toxicología de la Universidad de Navarra, durante un curso que aborda el fenómeno de la drogadicción. El programa está organizado por la Facultad de Farmacia y forma parte de los cursos de verano de las universidades navarras.

Las drogas se pueden clasificar de muchas maneras: como legales o ilegales; de origen natural o sintético; como estimulantes o depresoras. Sin embargo, afirma Puerta, “todas son consideradas ‘drogas de abuso’ porque son psicoactivas (provocan cambios en el estado de ánimo, conciencia o comportamiento), tras su consumo producen un placer que incita a su autoadministración repetida (efecto reforzador positivo), desarrollan dependencia física, psicológica o ambas, y se consumen sin fines terapéuticos”.

La doctora Maite Solas, también experta en Farmacología y Toxicología del centro académico, ha explicado que ya desde el laboratorio se puede valorar el potencial adictivo de una sustancia: “Las drogas actúan directamente sobre el cerebro generando adicción al cambiar la liberación de los neurotransmisores cerebrales (sustancias esenciales para el funcionamiento del cerebro), así consiguen producir generalmente un efecto de bienestar”. “Eso ocurre en cualquier especie, no solo en los humanos, de forma que también una rata o un ratón se vuelven adictos”, señala Solas.

Cerca de 50 personas asisten a este curso, titulado ‘¿Qué sabemos de las drogas de abuso?’, que pretende facilitar los conocimientos necesarios sobre la adicción a estas sustancias.

Para ello cuenta con la participación de expertos del ámbito científico, sanitario, social, educativo, económico y legal. Todos ellos proceden del Complejo Hospitalario de Navarra, la Fundación Proyecto Hombre Navarra, la Asociación Hegoak o la Universidad de Navarra. El curso continúa por la tarde y dura hasta mañana. El curso se celebra hoy y mañana en el edificio de Biblioteca de Ciencias de la Universidad de Navarra.