UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

Un investigador de la UPV/EHU propone un método para analizar los paisajes desde una triple perspectiva: como memoria, como imagen percibida y como sociosistema

Ander de la Fuente, arquitecto, autor de la tesis titulada Pautas para un protocolo de identificación, valoración, intervención y socialización de paisajes, analiza el sentimiento de pertenencia de los colectivos sociales a los lugares que habitan, como fundamento para la transformación del paisaje que ocupan.

“No hablamos de paisajes culturales, ni urbanos, ni naturales”, señala el autor. “La tesis se refiere a un método de análisis de cualquier paisaje antropizado. Entendemos por paisaje antropizado el que ha sido modelado por el ser humano, como la mayoría de los de nuestro entorno: aunque algunos nos parezcan poco alterados, en realidad todos guardan una impronta de su utilización, del dominio del territorio durante siglos”, añade.

El paisaje “es memoria, una acumulación de recuerdos, con un simbolismo determinado para los ciudadanos; es una percepción, una imagen, un referente en el día a día de los habitantes de un entorno, que también deja huella en los visitantes; y también es un ‘sociosistema’, un espacio donde se desarrollan las actividades humanas, fuente de recursos y, a la vez, hábitat para una población”. El estudio de estos paisajes construidos no debiera, en consecuencia, afrontarse mediante su clasificación en áreas homogéneas, sino identificando en ellos lugares con especial carácter y dinámicas propias.

El método que propone de la Fuente es el siguiente: “Identificamos las áreas o zonas con dinámicas singulares (los denominados ‘subsistemas estructurantes del territorio’), que vienen a ser las células o neuronas cuya interconexión nos ofrece una radiografía de ese paisaje que queremos analizar. A continuación, se valoran los elementos que caracterizan dichas áreas, utilizando indicadores comparables y contrastando el conocimiento existente sobre la materia con la percepción social. Por último, se proponen pautas de intervención para restaurar los bienes patrimoniales e integrarlos como escenario y símbolo de narrativas; para ‘suturar’ las discontinuidades que impiden su percepción en una imagen coherente, y para diseñar modelos de gestión que posibiliten la dinamización socioeconómica del territorio”.

Ordenar el territorio

Se trata, por tanto, “de ir más allá, y plantear como objetivo una intervención que conlleve la recuperación de dichos paisajes desde la memoria, que es, precisamente, el eje central de la tesis. Por supuesto, la socialización es fundamental: la memoria es una construcción social, y es la sociedad quien decide qué forma parte de su memoria o no y, por tanto, qué es patrimonio”, remarca el arquitecto.

Sin embargo, en palabras del autor, “esa memoria construida es cambiante y, por tanto, modificable. También lo es la imagen percibida que le sirve de escenario. Y si resignificamos la percepción y el recuerdo social de un paisaje, podremos ordenarlo para convertirlo en espacio para el desarrollo socioeconómico de quienes se lleguen a identificar con él”.

Según De la Fuente, “analizar el ‘sociosistema’ permite, también, marcar unos determinados ejes de gestión de esa economía y esa sociedad que se mueven en torno a una memoria común, lo que nos permite algo muy importante: planificar el territorio desde la identidad”.

Información adicional:

La tesis doctoral de Ander de la Fuente se titula Pautas para un protocolo de identificación, valoración, intervención y socialización de paisajes) y ha sido dirigida por el catedrático de la Facultad de Letras de la UPV/EHU Agustín Azkarate Garai-Olaun.