UNIVERSIDAD CATÓLICA SAN ANTONIO DE MURCIA

Los refuerzos del equipo universitario se someten a pruebas de rendimiento y prevención de la muerte súbita en el Centro de Investigación y Alto Rendimiento del UCAM Sports Center

Los nuevos jugadores del Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol van comprobando día a día que están en un club diferente. Las pruebas para la valoración del rendimiento aeróbico y prevención de la muerte súbita son otro ejemplo de ello, ya que los jugadores se han sometido a ellas en el Centro de Investigación y Alto Rendimiento Deportivo que la Universidad Católica tiene en el UCAM Sports Center. En estas mismas instalaciones también han realizado pruebas similares deportistas como Mireia Belmonte, Nico Almagro, Miguel Ángel López o Juanfran Guevara.

Los especialistas Manuel Villegas, Salvador Monreal o Paco Martínez, forman parte de un equipo coordinado por Pedro Emilio Alcaraz, director del centro, que junto a otros investigadores, médicos y docentes de la universidad han realizado los tests a los nuevos jugadores del equipo para valorar cómo se encuentran en este inicio de pretemporada. Carlos Rodríguez, Isi Ros, Pallarés, Abdoulaye Fall, Iván Pérez y Son han pasado por el laboratorio.

Pedro Emilio Alcaraz, director del CIARD, resumía las pruebas que se han realizado y destacaba la importancia de este trabajo en favor de los jugadores: “Este primer día con los nuevos futbolistas realizamos valoración del rendimiento aeróbico y pruebas orientadas a la prevención de la muerte súbita. La UCAM ha creado recientemente un área físico-médica que se va a encargar de controlar y coordinar todas estas acciones con el fin de evitar el mayor número de lesiones posibles. En el fútbol hay muchas lesiones y se ha demostrado que el trabajo de prevención es muy valioso para los clubes”.

Además, con las pruebas que se realizan se obtienen datos muy interesantes para el entrenador y sus ayudantes: “Este trabajo supone también una ayuda para el cuerpo técnico porque pueden saber exactamente la magnitud de la carga, volumen, intensidad y recuperación para preparar los entrenamientos de forma óptima”.

La experiencia de años anteriores está permitiendo al grupo de investigadores de la UCAM mejorar la coordinación entre los equipos médicos y hacer más efectivo este trabajo en favor de los jugadores: “El objetivo principal es que haya una coordinación global tanto del equipo de fútbol como de baloncesto y para ello contamos con médicos de primer nivel como Paco Martínez, Manuel Villegas o Salvador Monreal. Se establecen una serie de pautas con jugadores que puedan presentar algún problema para que pase a un área o a otra para hacer trabajo preventivo o de readaptación”.