UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– La promoción de los cuidados paliativos incrementa la confianza hacia los gobiernos, afirmó en la Universidad de Navarra una experta de la Asociación Internacional para Cuidados Paliativos

“El 85% de la población mundial no cuenta con los tratamientos necesarios para aliviar el dolor”. Así lo afirmó Katherine Pettus, responsable de la promoción de los cuidados paliativos en la Asociación Internacional para Cuidados Paliativos (IAHPC), con motivo de un seminario que impartió en el Programa ATLANTES del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) de la Universidad de Navarra.

En ese sentido, Pettus hizo referencia a la labor que se realiza desde las agendas políticas en favor de los cuidados paliativos: “Todavía hay mucho que hacer. En todo el mundo, menos del 10% de los que necesitan cuidados paliativos tienen acceso a ellos”.

Katherine Pettus añadió que promover los cuidados paliativos contribuye a mejorar la salud de la comunidad y del Estado: “La población gana confianza en los gobiernos que les proveen de un buen sistema de salud y esa confianza les hace ser mejores ciudadanos”.

Cuidados paliativos e inteligencia emocional

Por otro lado, la experta argumentó que la práctica y la institucionalización de los cuidados paliativos son muy importantes para la vida pública porque “permite desarrollar una serie de habilidades relacionadas con la inteligencia emocional que pueden resultar útiles para solucionar otros problemas complejos como el calentamiento global o la crisis de los refugiados”.

Por último, enfatizó que los cuidados paliativos no solo repercuten positivamente en el paciente, sino también en toda su familia. “No tener unos buenos cuidados en una enfermedad con mucho dolor puede llegar a crear un trauma en la familia. Los amigos, familiares e incluso los propios cuidadores sufren daños psicológicos y emocionales si son testigos de muertes difíciles”, insistió la investigadora.

La especialista hizo estas declaraciones en el marco de la sesión ‘Cuidados Paliativos: pasión y política’, a la que asistieron investigadores de la Universidad de Navarra procedentes de campos como la medicina, la enfermería, la sociología, la filosofía o la economía. La sesión fue organizada por el Programa ATLANTES del ICS, del que Pettus destacó “su carácter interdisciplinar y su esfuerzo por estudiar los intangibles”.