UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– La Universidad de Navarra organiza un encuentro con la autora de ‘Educar en la realidad’

La autora de ‘Educar en el asombro’ y ‘Educar en la realidad’, Catherine L’Ecuyer impartió una conferencia en la Facultad de Educación y Psicología titulada ‘Educar en el asombro y la belleza’, a la que asistieron más de 200 personas. La ponencia se enmarcó en el encuentro de Antiguos Alumnos de la Universidad de Navarra, Alumni Weekend, que tuvo lugar durante el fin de semana.

Catherine L’Ecuyer, canadiense afincada en Barcelona, sostuvo, siguiendo a los filósofos clásicos, que el asombro es el primer paso para el conocimiento: “el aprendizaje se origina desde dentro, es decir, que es el propio niño el que debe ser protagonista de ese aprendizaje, no las fuentes de estimulación externas; como sostienen las corrientes educativas más mecanicistas”.

La ponente, madre de cuatro hijos, comentó las teorías de estimulación temprana y los negocios que existen en torno a ellas, además de mostrarse partidaria de la “teoría del apego”, que subraya la importancia de una relación de calidad entre el niño y su principal cuidador durante los primeros años de vida.

“¿Sabéis cuál es la frase más repetida en los parques? Es: `Mira, mamá´; porque para conocer, los niños triangulan entre ellos, la realidad y la persona que les cuida”, explicó Catherine L’Ecuyer, que se mostró partidaria de la interacción interpersonal colaborativa frente a la estimulación sensorial excesiva como clave de un desarrollo “saludable”.

Algunos de los temas que se abordaron fueron las consecuencias de la sobreestimulación, las consecuencias sociales del modelo mecanicista (que consiste en ir alcanzando hitos marcados desde el exterior), la importancia del juego, la imaginación y hacer respetar los límites. Asimismo, Catherine L’Ecuyer advirtió del peligro de satisfacer los caprichos: “lo más eficaz para matar el asombro de un niño es darle todo antes, incluso, de que lo desee”.