UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– La profesora Ana Carga participó en la Universidad de Navarra en la mesa redonda de apertura del Congreso FORUN

“El 85% de los cuidados de enfermería se desarrolla en la familia, el resto recae en el sistema socio sanitario”. Así lo afirmó la profesora de la Universidad de Navarra Ana Canga en la mesa redonda de apertura del Congreso FORUN 2016: “La huella de la familia”. El acto reunió a unas 200 personas entre profesores y alumnos.

La profesora de la Facultad de Enfermería ofreció una visión de la familia desde el ámbito del cuidado en la enfermería. Expuso que la sociedad está viviendo una revolución en la longevidad. Y, entre otras, ofreció respuesta a estas preguntas: ¿Estamos preparados?, ¿cómo debemos gestionarlo?, ¿cómo afecta a la familia?

Explicó que el cuidado de una persona enferma tiene consecuencias en todo el núcleo familiar: “El impacto de la enfermedad depende de un pronóstico pero también del ciclo vital de la familia”. En este sentido, apostó por una familia cuidadora sostenible donde se utilicen los recursos positivos que refuercen la tarea del cuidador.

La familia como marca

En la mesa redonda también intervino Carlos Martínez de Aguirre, catedrático de Derecho Civil de la Universidad de Zaragoza y presidente de The Family Watch. “El desafío principal de la familia hoy es no perder de vista qué es y para qué sirve”. El experto aclaró que “debemos tener conciencia de qué es y qué no, porque si perdemos de vista esto, no sabremos por qué hay que apoyar a la familia ni por qué tenemos que tener políticas sociales”.

En el coloquio, que estuvo moderado por el director del Instituto de Ciencias para la Familia, Javier Escrivá, intervino también Xabier Bringué, profesor de la Facultad de Comunicación y subdirector del Instituto de Ciencias para la Familia del centro académico.

Este último enfocó su exposición en los puntos fuertes que tienen en común las grandes marcas con las familias. Así, como toda marca fuerte, argumentó que esta institución se apoya en que ha pasado por una crisis, es genuina, destaca por hacer bien su trabajo, cuenta con el compromiso de su público y debe ser coherente. “La gran apuesta de valor de la familia como marca está en que la familia es la expansión del matrimonio, donde empieza una historia de coherencia y compromiso”, aseguró.