UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– Jordi Rodríguez Virgili, profesor de Comunicación Política de la Universidad de Navarra, analiza el escenario al que se enfrentan los partidos de cara a las elecciones

En un escenario de mayor oferta electoral y volatilidad de voto, “en el que los ciudadanos retrasan más su decisión final”, los partidos se enfrentan al reto de “captar la atención del elector, recuperar su confianza y fidelizar su decisión tomada”. Así lo ha afirmado hoy el experto Jordi Rodríguez Virgili durante el seminario “Nuevos retos de la Comunicación Política”, que se ha celebrado en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra.

En el encuentro también han participado Rafael Rubio, profesor universitario y consultor; Juan Luis Manfredi, profesor universitario y experto en diplomacia; y Carmen Beatriz Fernández, consultora.

Uno de los grandes retos de la Comunicación Política actual es, según Jordi Rodríguez Virgili, reducir la desconfianza, “la brecha que existe hoy en día entre representantes y representados”.

Para ello, es fundamental “escuchar, filtrar la información e incorporarla a la toma de decisiones. Por eso, para este politólogo cobra tanta importancia “el auge del big data y el acercamiento al ciudadano”. Además, existe también un reto para los partidos “como emisores en esta economía de la atención, ya que la gente no está escuchando a los políticos”.

El especialista ha destacado las posibilidades del pick and choose que ofrecen las nuevas tecnologías y la concienciación de los partidos sobre la importancia de captar la atención. En este sentido, ha citado ejemplos como los bailes de los políticos, que buscan atraer esa atención, pero que a su juicio quedarán incompletos “si no les sigue una escucha activa”.

Retos de la campaña electoral

En comunicación electoral, según Jordi Rodríguez Virgili, la desafección política está llevando a una mayor volatilidad del voto: “La gente está más dispuesta a cambiar, incluso en un país como España donde la identificación partidista había sido muy sólida hasta ahora”.

Otro factor señalado por el profesor de la Universidad de Navarra es el aumento de la oferta electoral, “con nuevos ejes como lo viejo frente a lo nuevo, que se añaden a otros ya tradicionales como izquierda frente a derecha”. Y en tercer lugar, asistimos a un retraso en la decisión del voto, “por lo que las campañas electorales están ganando de nuevo importancia”.

Las campañas, ha explicado, movían poco voto, “pero cada vez van a mover más y, sobre todo, se van a volver decisivas para el resultado final de las contiendas actuales” como las elecciones generales del 20 de diciembre.