UNIVERSIDAD PONTIFICIA COMILLAS

· El informe revela que el colectivo ecuatoriano ha sufrido especialmente la dureza de la crisis y que más de un 8% de ecuatorianos han sido desahuciados.

· “La población de origen ecuatoriano en España. Características, necesidades y expectativas en tiempos de crisis” ha sido elaborado por el Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones de Comillas ICAI-ICADE (IUEM) en colaboración con el Observatorio Vasco de Immigración Ikuspegui.

· Los datos del informe pueden extrapolarse a otras nacionalidades, como peruanos, paraguayos o bolivianos, según los autores del estudio.

Según una investigación llevada a cabo por el Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones de Comillas ICAI-ICADE (IUEM), la población ecuatoriana inmigrante en España prefiere no retornar a su país de origen, aunque su situación es muy precaria. La situación de este colectivo y los datos de la investigación, según Juan Iglesias, investigador del IUEM, puede extenderse a otras nacionalidades de inmigrantes, como peruanos, colombianos, paraguayos o bolivianos.

El Estudio sobre la población de origen ecuatoriano en España. Características, necesidades y expectativas en tiempos de crisis, ha sido elaborado con la colaboración del Observatorio Vasco de Inmigración Ikuspegi de la Universidad del País Vasco y de la Embajada de Ecuador. Los datos revelan que el colectivo ecuatoriano ha sufrido, especialmente, la dureza de la crisis económica. “Desde el 2008 hasta hoy, el desempleo en este colectivo ha aumentado desde el 7% hasta el 31%, y es habitual la precarización, la inestabilidad laboral y los salarios bajos”, reveló Iglesias, quien reconoció que quienes no compraron una vivienda han podido superar mejor el impacto de la recesión económica.

En este sentido, uno de cada cuatro ecuatorianos se ha comprado casa en España, pero el informe revela que el 8,5% de los ecuatorianos han sido desahuciados, y el 5,1% tienen una orden judicial en marcha. Pero las familias están “perfectamente arraigadas y asentadas” en la sociedad española, según Iglesias.

“La precariedad es la palabra que mejor define su situación laboral”, apunta Iglesias, porque uno de cada tres ecuatorianos está en situación de desempleo, y el 54% del total sufre algún periodo sin trabajo a lo largo del año. Además, casi un 24% no llega al salario mínimo interprofesional (649 euros).

Una nacionalidad muy numerosa

La población ecuatoriana en España asciende a 450.000 personas, de los que más de la mitad ya tienen la nacionalidad española y la mayoría prefiere quedarse en España. “El arraigo es importante para no retornar”, dice Iglesias. El investigador añade que los ecuatorianos nacidos en España se sienten más españoles que ecuatorianos, aunque el 25% tienen planes para regresar a su país de origen.

Los autores del estudio también aportan ideas para paliar la situación de los ecuatorianos en España. Entre ellos, devolver el dinamismo a las políticas de integración social; trabajar más la diversidad y la cohesión social; continuar con las políticas de retorno para los 11.000 ecuatorianos que regresan a su país, e implementar políticas educativas para los jóvenes que se sienten más españoles que ecuatorianos.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Investigación universitariaUniversidades de Madrid

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed