UNIVERSIDAD FRANCISCO DE VITORIA

Desde hace 15 años, la Organización de Naciones Unidas aprobó celebrar en este día un reconocimiento a la contribución que hacen los migrantes en la economía y en el desarrollo de los países.

La propia ONU calcula que un 2% de la población mundial, es decir, más de 175 millones de personas, viven y trabajan en países distintos del que nacieron.

Un tema como la emigración es ahora en España un tema que lleva a la reflexión. Existe un debate en todo Occidente sobre la acogida a los refugiados (especialmente los de Siria). Nuestro país, concretamente, ha expresado su compromiso de acoger a 15.000 refugiados, lo que supone un gran reto. Con los inmigrantes y refugiados nos planteamos cómo puede ser su integración, si algunos pueden llegar a hacernos daño o si van a competir por un trabajo o ayudas que escasean.

España se ha beneficiado recientemente de una emigración que alcanzó la cifra de 5 millones de personas hasta los primeros años de la crisis. Ese beneficio se ha concretado en un rejuvenecimiento de la población, cuando nuestro país está en la cola de la natalidad mundial; se ha beneficiado de tener trabajadores en sectores menos atractivos para la población como son el servicio doméstico, la hostelería, la construcción, oficios artesanos, etc. El 50% del crecimiento del PIB en los años de crecimiento anteriores a la crisis se debió a la aportación de la inmigración. Nuestro país tiene una tasa del 14% de emprendedores autóctonos que prácticamente igualan los extranjeros con un 13% de su población activa (ATA).

Los inmigrantes aportan actualmente más ingresos a la seguridad social de lo que se gasta en ellos.

Un mundo globalizado, lleva consigo que los problemas y las oportunidades que presentan nuestros vecinos, estén muy cerca. Aprovechemos este día para pensar en el inmigrante como una persona que, desde una misma dignidad y como nosotros quiere luchar por su vida y por sacar a su familia adelante. Busquemos el equilibrio entre nuestras necesidades y las suyas.

Miguel Osorio García de Oteyza

Director de la Cátedra de Inmigración de la Universidad Francisco de Vitoria (Madrid)