UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– Antoni Esteve, presidente de Farmaindustria, expuso en la Universidad de Navarra el compromiso social del sector farmacéutico español

“Las enfermedades crónicas suponen el 75% de la factura sanitaria en Europa, lo que significa más de 700 mil millones de euros dedicados a atender estas patologías. Además, en algunos de esos países supone una erosión del PIB de un 7%”, según Antoni Esteve, presidente de Farmaindustria y director de la compañía farmacéutica Esteve. Así lo expuso en la clausura de la XXV edición del Máster en Investigación, Desarrollo e innovación de Medicamentos de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Navarra.

“Está científicamente demostrado que un diagnóstico precoz y el uso de medicamentos efectivos de forma temprana en el desarrollo de una enfermedad mejora los resultados en salud y reduce considerablemente los costes en el resto del sistema”, señaló Esteve en su discurso de clausura del posgrado. Además, añadió: “El perfil del paciente en el siglo XXI, gracias a los avances terapéuticos de las últimas décadas, responderá al de un enfermo crónico pluripatológico de edad avanzada y dependiente. El costo social para hacer frente a tal panorama asistencial crecerá exponencialmente y nos obliga a gestionar los recursos para la salud con inteligencia y anticipación”.

El acto estuvo presidido por Adela López de Cerain, decana del centro académico, Silvia Pérez e  Ignacio Fernández de Trocóniz, directora y subdirector del máster. Su coordinadora Ariane Vettorazi expuso la memoria de esta promoción del MIDI, que en su 25º aniversario, está compuesta por 30 posgraduados de España, Ecuador, Perú y Costa de Marfil.

Compromiso social del sector farmacéutico español

Un reciente estudio de la Comisión Europea sobre la inversión social para el crecimiento señala que “la salud es una condición para la prosperidad económica de un país en términos de productividad, empleo, capital humano y gasto público”. Al respecto, Esteve ofreció en su discurso un decálogo de la misión y responsabilidad social del sector farmacéutico en España, una industria “comprometida con la calidad del sistema sanitario, con su estabilidad, su sostenibilidad, y su desarrollo industrial”. “Nuestro objetivo es hacer nuestro país más próspero y competitivo económica y socialmente, investigando y desarrollando nuevos medicamentos que puedan aportar soluciones para la salud de los pacientes: curando enfermedades, mejorando la calidad de vida o ahorrando sufrimiento a las personas enfermas y sus familias”, añadió.

En 2012, citó Esteve, “la industria farmacéutica generó una balanza comercial positiva de más de 54 mil millones de euros en Europa, muy por delante de otras industrias de alta tecnología como el sector de la electricidad o las telecomunicaciones”.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Investigación universitariaUniversidades de Navarra

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed