UNIVERSITAT DE VALENCIA

• La herramienta identifica compuestos orgánicos e inorgánicos sobre los monumentos cubiertos y sobre aquellos expuestos a la intemperie

• Se trata del primer grupo español que lleva a cabo un estudio en el yacimiento, Patrimonio de la Humanidad

Investigadores de ArchaeChemis, el laboratorio del Departamento de Química Analítica de la Universitat de València que trabaja en la evaluación y divulgación de restos arqueológicos, ha publicado ‘online’, en la revista ‘Science of the Total Environment’, un innovador método para evaluar la conservación del patrimonio. La fórmula, que ya se ha aplicado sobre muestras del salón de audiencias del palacio del rey Darío en Persépolis, capital del imperio persa y actualmente en Irán, analiza el impacto de los agentes biológicos y atmosféricos sobre los monumentos.

El nuevo método utilizado por el grupo valenciano se ha basado en técnicas de fluorescencia de Rayos X y de infrarrojo, y permite evaluar ‘in situ’ la estabilidad de materiales arqueológicos con medidas rápidas y especialmente adecuadas para yacimientos en zonas de conflicto geopolítico o militar, donde la evaluación del estado de conservación del patrimonio cultural es, a menudo, muy costosa y compleja, explica Gianni Gallello, doctor especialista en arqueometría y coordinador del laboratorio de ArchaeChemis.

“El método evalúa el estado de conservación de los monumentos directamente sobre el terreno, sin necesidad de recoger muestras”, explica el experto, quien apunta que además, “tiene la ventaja de que se basa en instrumentos de bajo coste”. Este método también se está utilizando actualmente por el mismo grupo en trabajos arqueológicos en el castillo de Sagunto, según Gianni Gallello.

Miguel de la Guardia, catedrático de Química Analítica y uno de los autores del artículo, explica que el método utiliza sistemas portátiles y de bancada que analizan las variaciones en la composición mineral de la piedra de los monumentos y permiten no mover las muestras.

El análisis de los materiales procedentes de Persépolis, así, ha permitido constatar que existe una importante diferencia entre las muestras en contacto con el ambiente respecto de aquellas cubiertas, por el efecto de una mayor presencia de compuestos orgánicos en las primeras. “La exposición ambiental directa provoca la aparición de hongos y líquenes. Los líquenes tienen un impacto especialmente significativo en las rocas por varios ácidos orgánicos, particularmente el ácido oxálico, que puede disolver minerales”, dice el trabajo, el cual está a la espera de ser publicado en papel en 2016.

El proyecto de la Universitat de València ha contado con la colaboración de arqueólogas iraníes de la Universidad de Parand, y con el apoyo de la Universidad Politécnica de Milán. Por parte española, el estudio ha sido coordinado por Gianni Gallello y por los profesores Agustín Pastor y Miguel de la Guardia. Se trata del primer grupo español en llevar a cabo un estudio del lugar arqueológico de Persépolis, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en el año 1979.

La aplicación de esta herramienta, identificando compuestos orgánicos e inorgánicos sobre los monumentos, permite deducir el diferente estado de conservación de piedras que se encuentran debajo de un techo protector y de piedras directamente expuestas al ambiente.

Es por eso que el equipo de ArchaeChemics ha propuesto cubrir, aunque sea parcialmente, los monumentos de piedra de Persépolis, como la mejor opción para retrasar los procesos de degradación que ha tenido lugar desde las excavaciones del primer tercio del siglo XX. El equipo ha comparado la situación de aquellas partes del yacimiento cubiertas de las no cubiertas, en el área del salón de audiencias del Palacio del rey Darío.

Trabajando en el conjunto arqueológico del castillo de Sagunt

El mismo equipo que ha analizado los restos de Persépolis está trabajando en la actualidad en el castillo de Sagunto y colabora activamente con los museos de prehistoria y arqueología de la Comunitat Valenciana para evaluar y valorizar el patrimonio arqueológico.

ArchaeChemis, además de la evaluación de restos arqueológicos y análisis forenses, tiene experiencia desde el año 2009 en el análisis de restos óseos, cerámicas, suelos, tejidos momificados, piedras y textiles. El servicio de la Universitat, así, aúna los conocimientos históricos y arqueológicos con los químicos y medioambientales, permitiendo ofrecer una visión integrada del análisis de muestras del patrimonio y restos arqueológicos y forenses. El principal objetivo del método aplicado por los investigadores en Persépolis ha sido la conservación de cualquier patrimonio cultural a través de una herramienta más limpia, rápida, segura y barata que los sistemas empleados actualmente.

Artículo:

Gianni Gallello, Shervin Ghorbani, Sharona Ghorbani, Agustin Pastor, Miguel de la Guardia. ‘Non-destructive analytical methods to study the conservation state of Apadana Hall of Persepolis Science of the Total Environment’.

‘Science of the Total Environment’. DOI: 10.1016/j.scitotenv.2015.11.156

URL:

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0048969715311372