UNIVERSIDAD DE DEUSTO

Ana Viñals, del Instituto de Estudios de Ocio, defiende en la Universidad de Deusto su tesis doctoral

Ana Viñals Blanco, doctora en Ocio y Desarrollo Humano por el Instituto de Estudios de Ocio de la Universidad de Deusto, acaba de defender la tesis doctoral titulada Ocio Conectado: la experiencia de e-ocio de los jóvenes (16-18 años) de Bizkaia. Una investigación que ha sido realizada gracias a una beca predoctoral de formación de personal investigador del Gobierno Vasco.

El estudio se enmarca en la actual Era Digital, una Era en la que los hábitos y estilos de vida se han visto transformados por el desarrollo imparable y constante de las tecnologías digitales e Internet. Y también en un contexto socio-cultural en el que el ámbito del ocio, que en este estudio se entiende como experiencia de desarrollo humano, no ha podido quedarse al margen y también ha notado la influencia directa de la digitalización dando lugar al desarrollo de nuevos tipos de ocio ligados al uso de Internet.

El objetivo general de la investigación ha sido analizar, desde la perspectiva experiencial del ocio, las características del ocio en Internet de los jóvenes de entre 16 y 18 años de Bizkaia, pertenecientes a centros educativos de diferentes rasgos. Para ello, se han realizado un total de nueve grupos de discusión y diez entrevistas en profundidad. En total han participado 88 jóvenes que han expuesto sus percepciones sobre el papel que ocupa Internet en sus vidas.

Los resultados del estudio han mostrado una generación de nativos digitales, lo cual no significa que sean competentes digitales, que no es si no está conectada. Los jóvenes conciben Internet como algo esencial en sus vidas y ha pasado a ocupar un lugar central en su ocio. Los jóvenes disfrutan de un ocio en red social, lúdico, transmedia y móvil. Un tipo de ocio que perciben “de segunda” y superficial, pero muy útil y positivo al mismo tiempo. Un ocio en red que fundamentan en informarse, comunicarse y entretenerse, y que apenas conciben con un espacio de participación y empoderamiento.

En cuanto al aspecto formativo, y determinante en la vivencia de experiencias de ocio de calidad, los jóvenes se muestran autodidactas y valoran de escasa la formación en materia digital recibida desde el centro educativo. La investigación concluye aludiendo a la necesaria puesta en marcha de una propuesta formativa en ocio conectado, que incida en el uso de las tecnologías digitales como un medio de aprendizaje, empoderamiento y desarrollo humano.

Más información: ana.vinals@deusto.es / https://anavinals.wordpress.com/