UNIVERSIDAD CATÓLICA SAN ANTONIO DE MURCIA

El piragüista gallego, máximo medallista olímpico español de todos los tiempos, inicia una nueva etapa profesional incorporándose al Servicio de Deportes de la UCAM y colaborando con sus equipos de piragüismo

Hay vida más allá del deporte de élite y David Cal ya la está descubriendo. Después de una vida entregada al piragüismo y de convertirse en una leyenda de este deporte (5 medallas olímpicas, 5 medallas en Campeonatos del Mundo y 5 medallas en Campeonatos de Europa) le toca dar el paso al mundo laboral. En su caso, y gracias a la Universidad Católica de Murcia (UCAM), este paso será más natural ya que se va a incorporar al Servicio de Deportes colaborando también con los dos clubes de piragüismo que patrocina la Universidad Católica en la Región de Murcia (UCAM AD Pinatarense y UCAM Escuela de Piragüismo Mar Menor). Comienza una nueva vida para el máximo medallista olímpico español de todos los tiempos y quería compartirlo junto a Alejandro Blanco, presidente del COE, y José Luis Mendoza, presidente de la UCAM, junto a los que ofreció una rueda de prensa en la sede del Comité Olímpico Español en Madrid.

Tal y como ha sido durante toda su carrera deportiva, de forma directa y sin andarse con rodeos, dio la noticia: “He tomado la decisión de ir a Murcia a trabajar en la UCAM”. Los motivos de su decisión también son sencillos: “Necesitaba aires nuevos. El proyecto de la UCAM es muy bonito y me siento muy arropado. Me encanta su modelo y por ello he decidido ir con ellos. Tenía otras propuestas pero la de la Universidad Católica es la que más me motivaba”.

Además, el hecho de trabajar en la UCAM le dará la oportunidad de formarse: “Hasta ahora había tenido los estudios un poco apartados y es una gran oportunidad para mí de retomarlos. Voy a pensar con calma lo que quiero estudiar pero seguro que será algo relacionado con el deporte”.

Por su parte, José Luis Mendoza se mostró muy contento por la decisión del máximo medallista olímpico español de todos los tiempos y adelantó algunas de las funciones que esperan a David Cal en su nuevo trabajo: “Va a colaborar con los clubes de piragüismo con los que trabajamos en la Región de Murcia y pasa a ser un miembro más de la UCAM trabajando en el Servicio de Deportes de la universidad. Además, le vamos a dar la oportunidad de formarse”.

Para el presidente de la Universidad Católica de Murcia, la llegada de David Cal es un paso nuevo en su vida laboral pero también un ejemplo claro del trabajo que se hace desde la UCAM por el deporte español: “Vamos cumpliendo objetivos de ayudar a deportistas durante su vida deportiva y también después del deporte. David ha tenido ofertas muy importantes pero ha preferido venir a la UCAM y formar parte de la familia de la ‘universidad del Deporte’ porque sabe que que le apreciamos y conoce nuestro proyecto”.

Por último, Alejandro Blanco quiso resaltar el trabajo de la Universidad Católica de Murcia en favor del deporte: “Es una muestra más de la capacidad de ayuda que tiene José Luis Mendoza y la UCAM con los deportistas. David va a estar en un sitio muy querido y arropado en Murcia. Este momento es una combinación de los valores que la UCAM está enseñando y difundiendo a todos los españoles”.

La UCAM: universidad olímpica

Además, este 2016 es especial dentro de la UCAM ya que muchos de sus estudiantes y deportistas están ya logrando la clasificación para Río 2016. Son ya varios los que lo han conseguido, como el marchador Miguel Ángel López o el taekwondista Joel González, pero según los cálculos del presidente de la UCAM, “pueden ser cerca de treinta o cuarenta los deportistas de la UCAM que vayan a los Juegos Olímpicos. Esto es un hecho histórico y sin precedentes en cualquier universidad del mundo. Seguiremos colaborando el deporte y los deportistas y en especial con el deporte olímpico y amateur”.