UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– Alfredo Carrato (Hospital Ramón y Cajal de Madrid) afirma en la Universidad de Navarra que la medicina personalizada es “un camino sin retorno” en la búsqueda de mejores tratamientos

“Con el tiempo ya no hablaremos de cáncer de pulmón, ni de mama… sino de un cáncer con unas determinadas alteraciones genéticas, bien resida en el cerebro, en el hígado o en el intestino grueso”, afirmó en la Universidad de Navarra el doctor Alfredo Carrato, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Ramón y Cajal de Madrid. El experto intervino en la XII edición del Congreso Internacional de Oncología para Estudiantes (COE), que reúne en Pamplona a 400 estudiantes universitarios de toda España.

“Al identificar la alteración genética concreta los pacientes se beneficiarán de un tratamiento específico y personalizado”, agregó el experto. Alfredo Carrato, quien hizo un recorrido por los últimos avances en el estudio del cáncer, destacó que “estamos en la era de la medicina personalizada: no hemos llegado al 100% del objetivo, pero sin duda es un camino sin retorno de mejores tratamientos para los pacientes”.

“Hasta hace bien poco solo nos importaban las células tumorales -señaló-. Ahora nos damos cuenta de que también son relevantes el resto de las células del entorno ya que todas forman parte de una misma realidad, tienen comunicación directa y forman parte de ese microambiente que hay que considerar para hacer diana y que esa medicina personalizada sea una realidad”.

Asimismo, hizo referencia a la biopsia líquida, un método no invasivo que permite obtener información tumoral a través de la sangre y que favorece, entre otras cosas, la detección precoz de la enfermedad. “En la actualidad, ya somos capaces de identificar el DNA tumoral en concentraciones ínfimas, algo que puede ser de mucha ayuda en ese tratamiento personalizado”.

El cáncer de páncreas, una asignatura pendiente

Finalmente, se refirió a uno de los desafíos pendientes en la investigación de oncología: el cáncer de páncreas. “Tan sólo el 5% de los casos que se diagnostican tienen una supervivencia de cinco años. Hace falta un diagnóstico precoz, tenemos que identificar a aquellas personas con mayor predisposición a desarrollar esta enfermedad para ofrecerles un programa de cribado. Su localización, difícil diagnóstico y corta supervivencia han dificultado el avance en el tratamiento y diagnóstico de este tumor”.

Tras su intervención, el doctor Alfredo Carrato recibió el premio honorífico que el COE entrega cada año a personas que han dedicado su trayectoria profesional e investigadora al tratamiento del cáncer. Durante la entrega del galardón, de manos del doctor Salvador Martín Algarra, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, señaló que “no existen alumnos aplicados, sin maestros aplicados. Las nuevas generaciones necesitan referencias, tú eres una de ellas”.

El COE, que en esta ocasión se celebra bajo el título “A new era of precision oncology”, está organizado por alumnos de las facultades de Ciencias, Enfermería, Farmacia y Medicina de la Universidad de Navarra y su objetivo es dar a conocer todo lo referente a la investigación, prevención, diagnóstico, tratamiento y cuidado del cáncer desde la perspectiva científica, humana y social.