UNIVERSIDAD PÚBLICA DE NAVARRA

Según Vicente Ríos, una de las causas es la influencia de la clase social creativa por “polarizar el mercado de trabajo”

Vicente Ríos Ibáñez (Valencia, 1985), estudiante de doctorado en la Universidad Pública de Navarra (UPNA), ha obtenido el Premio Alexandre Pedrós a la mejor investigación de economistas menores de 40 años concedido por la SEBAP (Sociedad Económica Barcelonesa de Amigos del País). El galardón, dotado con 1.500 euros y otorgado durante el XXIII Encuentro de Economía Pública celebrado en la Universidad de Vigo, reconoce un estudio sobre la desigualdad de la renta personal en los municipios españoles, una de cuyas conclusiones es la influencia en el incremento de la citada desigualdad de la clase creativa (aquella empleada en trabajos científicos e intelectuales) por la tendencia a “polarizar el mercado de trabajo”.

Ríos, que ha realizado el estudio junto a Miriam Hortas Rico (profesora en la Universidad Autónoma de Madrid), analiza el nivel de desigualdad de la renta personal en los municipios españoles de más de 5.000 habitantes durante el periodo 2001-2005, su distribución espacial y sus principales determinantes. Para ello, ha empleado “una novedosa base de datos sobre medidas de desigualdad local”, acompañada de un amplio conjunto de variables socioeconómicas, políticas, fiscales y ambientales, cuyo impacto sobre la desigualdad se prevé determinante.

“La relevancia de este estudio es notoria, dada la importancia de la desigualdad de la renta como tema central de análisis en la investigación económica y política —afirma Vicente Ríos—. Esto se debe a que la desigualdad está relacionada con un conjunto de consecuencias negativas sobre el funcionamiento de la economía y los sistemas políticos. Así, por ejemplo, estudios económicos previos indican que la concentración de la renta aglutina el poder decisorio en unos pocos, lo que deforma las democracias en regímenes oligárquicos y plutocráticos. Del mismo modo, afecta negativamente al crecimiento económico y la estabilidad fiscal y financiera. Además, existe evidencia de que distribuciones de renta desigualitarias facilitan la emergencia de conflictos sociales y civiles, incrementan las tasas de pobreza y mortalidad, la criminalidad y hasta la envidia”.

DIFERENCIAS ENTRE PAÍSES Y MUNICIPIOS

Si bien la mayoría de estudios han centrado su atención en el análisis comparativo de países, “identificando, como factores clave en el auge de la desigualdad, el cambio tecnológico, la globalización y la caída del poder sindical, y la pérdida de progresividad de los sistemas fiscales, la capacidad explicativa de estos factores macroeconómicos podría verse comprometida a nivel local”. “Hay otras causas específicas que explicarían las elevadas diferencias de desigualdad observadas entre ciudades”, apunta Ríos, que cita factores económicos (renta media, concentración de ingresos en el 1% más rico, estructura del empleo), demográficos (población, densidad, inmigración, tamaño de los hogares), de capital humano (clase creativa y trabajadores no cualificados), política fiscal (gasto social y recaudación impositiva) y variables políticas (color político, afinidad con el gobierno regional) y ambientales (crimen y accesibilidad).

Los resultados obtenidos indican que las diferencias en la desigualdad de renta municipal se explican “por las diferencias en el peso de la clase creativa, en los niveles educativos y en la renta media y por la concentración de ingresos en el 1% más rico”. “Uno de los resultados con mayores implicaciones políticas es el efecto causado por la emergencia de la clase creativa, que se define como el porcentaje de población empleada en trabajos intensivos en conocimiento abstracto. Incluye los relacionados con la gestión, los científicos e intelectuales y los vinculados a operaciones de negocios y financieras. Aunque estas profesiones son imprescindibles para el desarrollo urbano, el tipo de individuos incluidos en este grupo social generan, a su vez, una demanda de trabajo poco cualificado, como, por ejemplo, empleadas del hogar, dependientes o personal de hostelería, lo que tiende a polarizar el mercado de trabajo y a aumentar las diferencias de renta a nivel urbano”, concluye.

BREVE CURRÍCULUM

Vicente Ríos es graduado en Economía por la Universidad de Valencia, Máster en Macroeconomic Policy and Financial Markets en la Barcelona Graduate School of Economics (Universidad Pompeu Fabra y Universidad Autónoma de Barcelona) y Máster en Instrumentos y Mercados Financieros en la Universidad Oberta de Cataluña.

Ríos ha trabajado como investigador en prácticas en el Servicio de Estudios de La Caixa en Barcelona y en el Banco Central de Paraguay, país donde impartió clases en la Escuela de Administración de Negocios (EDAN).

En la actualidad, Vicente Ríos, que es ayudante LOU en el Departamento de Economía de la Universidad Pública de Navarra, prepara su tesis doctoral sobre aplicaciones de econometría espacio-temporal, bajo la dirección del profesor Roberto Ezcurra Orayen y del catedrático Pedro Pascual Arzoz.

En 2014, recibió el Premio al Joven Investigador Juan Ramón Cuadrado, concedido por la Asociación Económica de Ciencia Regional (AECR) a una investigación centrada en las disparidades de las tasas de desempleo en las regiones europeas.