UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

Una investigación de la UPV/EHU desaconseja algunas técnicas de entrenamiento en el fútbol de menores

Investigadores de la UPV/EHU han analizado la influencia de diferentes tareas de entrenamiento en fútbol, los llamados juegos reducidos, en algunas variables físicas y fisiológicas en jugadores de 12 y 13 años de edad, con el objetivo de conocer cuáles son los formatos que mejor se adaptan a su desarrollo. Según el estudio, algunos de estos formatos no son convenientes para los más pequeños.

La revista científica Plos One, editada por Public Library of Science y que cubre principalmente la investigación básica en cualquier materia relacionada con la ciencia y la medicina, ha publicado recientemente el artículo ‘Number of Players and Relative Pitch Area per Player: Comparing Their Influence on Heart Rate and Physical Demands in Under-12 and Under-13 Football Players’. En este trabajo, investigadores de la Facultad de Educación y Deporte de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea han analizado la influencia de diferentes tareas de entrenamiento en fútbol en los aspectos físico y fisiológico en menores de 12 (U12) y 13 (U13) años.

Este método de entrenamiento con los llamados juegos reducidos (o largos, dependiendo de las dimensiones y número de jugadores) está muy extendido en diferentes deportes. Los juegos reducidos, también denominados en la literatura como ‘small-sided games’ (el término anglosajón) o ‘entrenamiento basado en el juego’, son duelos deportivos, jugados habitualmente con un menor número de jugadores y en menores dimensiones del terreno de juego (comparado con el fútbol 11), donde se respetan todos los elementos de la lógica interna del juego, de una manera adaptable y motivante para los jugadores. Estas actividades son aplicadas extensamente en el ámbito del entrenamiento en fútbol, siendo fundamentales en los programas de desarrollo de jóvenes jugadores.

Para esta investigación se ha combinado diferente número de jugadores por equipo (de 7, 9 u 11 jugadores) que jugaron en terrenos de juego con tres dimensiones relativas por jugador distintas (de 100, 200 y 300 m2). En estas situaciones, se analizaron variables como la distancia total recorrida, la carga del jugador, la velocidad máxima, la frecuencia cardiaca en varios rangos de intensidad, etcétera, es decir, abarcando variables tanto internas o fisiológicas como externas o físicas.

Tras ello, los resultados apoyan la teoría de que un cambio en el formato afecta de manera similar en las dos categorías de los jugadores: “cuanto mayores son las dimensiones y el número de jugadores por equipo, mayores son las demandas físicas y fisiológicas, siendo éstas especialmente superiores en U13 respecto a los U12”, explican los investigadores. Parece, por tanto, que los U13 pueden desarrollar al máximo su potencial físico.

Sin embargo, estas demandas, valoradas desde un punto de vista relativo, es decir, respecto a las velocidades máximas individuales, muestran que los U12 soportan una mayor carga de trabajo, considerándose que sus niveles máximos de velocidad son inferiores respecto a los U13. Con todo, parece que no sería aconsejable introducir en la edad U12 formatos grandes (>300 m2) o formatos con muchos jugadores por equipo (11).

Las conclusiones del estudio permitirán ayudar a los entrenadores, o a los agentes implicados en esta etapa formativa del fútbol, a planificar de forma progresiva los modelos de competición, donde las demandas de la tarea se adapten al desarrollo fisiológico y físico de los participantes.

Referencia bibliográfica

Castellano, J., Puente, A., Echeazarra, I., Usabiaga, O., Casamichana, D. Number of Players and Relative Pitch Area per Player: Comparing Their Influence on Heart Rate and Physical Demands in Under-12 and Under-13 Football Players. Plos One, January 11, 2016; DOI: 10.1371/journal.pone.0127505.