UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

El homenaje congregó a más de cien personas entre colegas, familiares y amigos del catedrático

El pasado viernes 11 de marzo, en las instalaciones del Real Club de Golf de Sevilla, tuvo lugar un almuerzo en homenaje al profesor Andrés Rodríguez Benot, catedrático de Derecho internacional privado de la Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla, en reconocimiento a sus ocho años como decano de la Facultad de Derecho.

El homenaje congregó a más de cien personas entre colegas, familiares y amigos del homenajeado. Destacó la presencia de representantes de algunas de las instituciones con las que la Facultad de Derecho ha colaborado estrechamente en este período; entre otros, asistieron Alfonso de Castro Sáenz, decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla; Rafael Hidalgo Romero, presidente del Colegio Oficial de Graduados Sociales de Sevilla, o Juan José Pretel Serrano, decano territorial de Andalucía occidental del Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles.

Tomaron la palabra el profesor Alfonso Ybarra Bores, en nombre de los integrantes de los equipos decanales que han trabajado con el homenajeado a lo largo de estos años, y la profesora María Serrano Fernández, su sucesora en el cargo como decana de la Facultad de Derecho. Como colofón, intervino el profesor Rodríguez Benot para agradecer el acto, las muestras de afecto recibidas y en especial la labor de cuantos le habían acompañado durante sus dos mandatos al frente del centro. “Nuestra Facultad asumió -dijo Rodríguez Benot en su discurso de agradecimiento- desde un primer momento una impronta y una manera de hacer que le han granjeado el reconocimiento general del mundo académico y profesional. Un éxito cimentado en dos pilares: por un lado, un profesorado joven de espíritu, sanamente ambicioso, profundamente formado y comprometido con su universidad; por otra parte unos alumnos extraordinarios, sencillamente los mejores, que son simpar embajada por todo el mundo de la formación que en nuestras aulas queremos impartir. Hoy me conjuro a título personal ante todos y con todos vosotros para seguir aportando modestamente en esta línea, para seguir haciendo una Olavide cada vez más grande”.