UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– El director técnico del Consello Social de la Universidad de A Coruña cerró el ciclo ‘Capacitarse para entender la discapacidad’ de la Universidad de Navarra

“La Universidad está siendo más accesible para las personas con discapacidad. Si nos fijamos en la Guía de Atención a la Discapacidad de Fundación Universia, actualmente en España hay 20.695 personas con discapacidad estudiando en universidades presenciales, un 7% más que en 2014”. Así lo afirmó en la Universidad de Navarra Jesús Spósito, director Técnico del Consello Social de la Universidad de A Coruña y director del proyecto del programa ‘Espazo compartido’ de este mismo centro universitario.

Asimismo destacó que la posición de España en este sentido no es muy diferente de otros países europeos como Francia o Alemania. Sin embargo, respecto a la inclusión de las personas con discapacidad cognitiva, no en las titulaciones oficiales, sino en la perspectiva de la extensión universitaria, España está siendo pionera con programas de formación específicos dirigidos a estos colectivos.

Sobre la evolución de la sociedad en la forma de entender la discapacidad, Spósito afirmó que estamos pasando de una perspectiva existencialista a una perspectiva pro-autonomía: “Hemos pasado de pensar que ‘tenemos que ayudarles’ a fortalecerles, estamos contribuyendo a dotar a las personas con discapacidad de herramientas, que es mucho más responsable porque conseguimos un ciudadano pleno y capaz”.

Además, recordó que tenemos que ver la discapacidad como una oportunidad que genera valor: “Si llegamos a concebir la discapacidad como un talento y enseñamos a las organizaciones a gestionarlo, seremos capaces de cambiar ese estigma social. La clave está en entender que las personas con discapacidad no solo tienen derecho, sino también capacidad de aportar al progreso social, económico y cultural de un país”.

Spósito participó en la última sesión del ciclo ‘Capacitarse para entender la discapacidad’, que este curso ha alcanzado su tercera edición. El ciclo, en el que han participado 400 personas entre empleados, alumnos, asociaciones de personas con discapacidad y personas de diferentes colegios públicos de Navarra, ha sido clausurado por el vicerrector de Alumnos, Tomás Gómez-Acebo.