UNIVERSIDAD DE GRANADA

Se trata de la doctrina escrita por el entonces arzobispo de Granada, Pedro Ramiro de Alba, quien recibió el encargo de Carlos V “para la conversión sincera de los moriscos”. Fue redactado y editado en 1527 o 1528

“El catecismo de Pedro Ramiro de Alba” es el título del libro del historiador y teólogo Luis Resines publicado por la Editorial Universidad de Granada. Se trata de la doctrina cristiana escrita por el entonces arzobispo de Granada, Pedro Ramiro de Alba, quien recibió el encargo de Carlos V “para la conversión sincera de los moriscos”. El texto fue redactado y editado en 1527 o 1528.

Para situar adecuadamente la desconocida obra de Pedro Ramiro de Alba es obligado, según el autor del libro, hablar de dos momentos diversos, aunque con una clara unidad de fondo, debida a la cuestión de los moriscos. Por una parte hay que situar la coyuntura de su redacción y posible edición. Y por otro lado, años más tarde, el segundo episodio de su reutilización. Gracias precisamente a este momento ha sido posible llegar a conocer lo que, de otro modo, hubiera permanecido en el más absoluto silencio.

“En los datos biográficos –señala Resines– ha aparecido que Pedro Ramiro asistió a la Junta de la Capilla Real. Y, como consecuencia de ello, llevó a cabo dos realizaciones directas: la del colegio de morisquillos o de san Migue!, y la redacción de la Doctrina Christiana. Esta segunda ha pasado desapercibida a los historiadores y nada han referido de ella. Es lógico pensar que entre 1527 y hasta su muerte en junio de 1528, Pedro Ramiro de Alba tuvo tiempo de redactar esta Doctrina, que posiblemente sería editada en Granada”.

La premura de la cuestión, así como el hecho de que el catecismo no resulte demasiado extenso permiten suponer fundadamente que bien pudo redactarlo el mismo año 1527, y que de él se llevara a cabo en esa misma fecha una edición para que sirviera en la evangelización y consolidación de la fe de los moriscos.

Este catecismo, de 242 páginas, contiene explicaciones de la fe cristiana, contrastada con la musulmana. Hace recuento de las costumbres moriscas y describe sus prácticas sobre nacimientos, bodas, trabajo, descanso, enterramientos, vestido, familia, oración, o comidas.