UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

Una investigadora de la UPV/EHU apunta al adhesivo utilizado en el proceso de reentelado de pinturas como causa de las diferencias en el registro radiográfico

El estudio radiográfico de las pinturas proporciona datos sobre la obra artística que son invisibles en inspección directa. Las pinturas que han sido restauradas mediante reentelado, no obstante, ofrecen una imagen radiográfica distinta a la que ofrecerían si no se les hubiera colocado un trozo de tela para reforzarlas. Una investigadora de la UPV/EHU demuestra que los errores de interpretación que pudieran conllevar estas diferencias son ocasionados por el adhesivo utilizado en la forración.

En el examen científico realizado a las obras de arte, el estudio radiográfico es un importante medio de información, ya que proporciona toda una serie de características de la pintura que son invisibles en inspección directa referentes a la génesis de la obra, como el tipo de soporte utilizado, tipo de preparación, la composición de la capa pictórica, los trazos realizados por el artista, etc. “Estudios de este tipo han permitido, por ejemplo, detectar falsos, o por el contrario, determinar la autoría de alguna obra”, explica Pilar Chaves, investigadora vinculada al equipo de investigación Reflectografía Infrarroja y Radiografía de Obras de Arte del departamento de Pintura de la UPV/EHU.

Los informes derivados de esos estudios radiográficos de las pinturas, sin embargo, “no suelen tener en cuenta si las obras han sido restauradas, y más concretamente, si han sido reenteladas, es decir, si se les ha añadido otra tela para reforzar el soporte original”, apunta la investigadora. Una de las degradaciones comunes que sufren las pinturas afecta a su soporte, que cuando está muy dañado, se refuerza colocando otra tela similar en su reverso, unida mediante un adhesivo. Este forrado, según explica Chaves, “puede dar lugar a realizar interpretaciones erróneas, ya que, en la observación de numerosos documentos radiográficos, hemos detectado que las imágenes obtenidas de pinturas que han sido reenteladas, no son tan nítidas como las que proceden de pinturas que no lo están”.

Con el objetivo de profundizar más en este aspecto, ha revisado una serie de estudios de este tipo realizados en obras del siglo XVII, que se ha efectuado en base a las publicaciones generadas por distintos museos e instituciones del ámbito nacional e internacional, y ha analizado el comportamiento radiográfico de los materiales constitutivos de una pintura, así como los añadidos en el proceso de reentelado. Tras un largo periodo de estudios científicos y experimentales, ha podido determinar que la causa de las diferencias en las imágenes radiográficas de las pinturas reenteladas, en comparación con las que no lo están, reside en los adhesivos utilizados para colocar la tela de refuerzo: “A veces, las pinceladas con las que se aplica el adhesivo a la hora de hacer la forración, pueden llegar a confundirse con pinceladas del artista en la imagen radiográfica, y, debido a este fenómeno, la interpretación radiográfica puede inducir a error”, comenta la investigadora.

Los adhesivos y su peso atómico

Dado que las obras que ha estudiado corresponden al siglo XVII, en su investigación se han centrado en valorar la interferencia de dos adhesivos utilizados tradicionalmente en los procesos de reentelado: gacha y cera-resina. Según han puesto de manifiesto los resultados obtenidos, “los adhesivos alteran la imagen radiográfica en función del espesor del adhesivo añadido, y dependiendo de la naturaleza de los pigmentos presentes en las pinturas”, puntualiza Chaves. Concretamente, ha concluido que cuanto mayor es el peso atómico de los materiales presentes en una pintura, tanto de los pigmentos como de los adhesivos, mayor es el nivel de absorción de radiación, y, por tanto, “mayor interferencia provocan en las imágenes radiográficas”, añade.

Relacionadas con esta última conclusión, en esta tesis doctoral han quedado abiertas nuevas vías de investigación. Por ejemplo, “sería de gran interés, conocer el efecto y comportamiento ante los rayos X de los adhesivos sintéticos, como la Beva gel (sustituto de la cera-resina), ya que es algo que se desconoce. Nosotros nos hemos centrado en los tradicionales y en pinturas del XVII, pero sabemos que en pinturas contemporáneas también se realizan intervenciones de restauración que añaden adhesivos u otro tipo de material, y desconocemos cuál es la imagen radiográfica que ofrecen”, puntualiza.

Información complementaria

Pilar Chaves Castanedo, licenciada en Bellas Artes, ha realizado su tesis doctoral en la UPV/EHU, titulada Modificaciones en la imagen radiográfica de pinturas reenteladas. La dirección de este trabajo ha corrido a cargo de la doctora y profesora titular de Restauración de Arte Contemporáneo Mª Pilar Bustinduy Fernández y responsable del Equipo de investigación Reflectografía Infrarroja y Radiografía de Obras de Arte del departamento de Pintura, al cual sigue vinculada la nueva doctora en Restauración y Conservación.

Para su trabajo de investigación, destaca la importancia del Laboratorio de RX y Reflectografía Infrarroja para obras de arte de la UPV/EHU, como fuente documental de gran interés, ya que en los 20 años que lleva funcionando, cuenta con un importante número de documentos radiográficos de pinturas, que tras una selección, algunos de ellos han sido utilizados para en esta investigación. Junto con la UPV/EHU, la Universidad Politécnica de Valencia también es pionera en tener un departamento de estudio de rayos X, y Pilar Chaves ha referenciado este hecho en el transcurso de su investigación.