UNIVERSITAT JAUME I

El II Congreso de Investigación y Género ha premiado los mejores trabajos de grado, máster, tesis y actividad docente en esta materia

La Universitat Jaume I ha celebrado el II Congreso de Investigación y Género, organizado por la Unidad de Igualdad con la colaboración de la Fundación Isonomia, con el objetivo de promover y reconocer la investigación y la actividad docente en el campo de los estudios de las mujeres, feministas y de género, dentro de las acciones del II Plan de Igualdad (2016-2020). El acto de inauguración ha sido a cargo del rector de la UJI, Vicent Climent; la directora de la Unidad de Igualdad, Mercedes Alcañiz, y la vicerrectora de Planificación Estratégica, Calidad e Igualdad, M. José Oltra.

Climent ha destacado que la UJI ha hecho bandera de la igualdad entre las personas desde su creación promoviendo una mirada crítica sobre las cuestiones de género que ha trasladado a los ámbitos de la formación, la investigación y la dinamización cultural para «contribuir a los necesarios cambios de concepción, de mentalidad, hacia una igualdad real y efectiva». Así, el rector ha afirmado que «la UJI se ha posicionado en el estado español como una universidad líder en esta materia y prescriptora de actuaciones en este sentido».

En el marco del congreso, se han otorgado los II Premios de Investigación y Género-Universitat Jaume I que han recaído en la modalidad de Trabajo Final de Grado en Silvia Gas por «Construcción del imaginario femenino en el arte expresionista» y en la modalidad de Trabajos de Final de Máster en Eva Margarita García por «La violencia obstétrica como violencia de género. Una mirada feminista a la situación en España» y en Maga Nerina Goldsack con el trabajo «Matemáticas y representaciones de género». En cuanto a la modalidad de Tesis, el premio ha sido para Inmaculada Bel por «Gender diversity on boards and audit committees of Spanish listed firms» y en la modalidad de Actividad Docente de Grado se ha premiado a Consol Aguilar por «Formación inicial en Maestros contra la LGTBIfobia desde la LIJ».

A continuación, la profesora e investigadora de la UJI Sonia Reverter ha ofrecido una conferencia en la que ha afirmado que el feminismo sigue siendo necesario hoy en día, «un feminismo en el que vayan unidas la investigación teórica y la vertiente práctica de lucha».

Reverter ha explicado que para erradicar la desigualdad es necesario comprenderla y analizar cómo se produce. «El dominio de las mujeres es muy exquisito, antiguo y bien organizado y se está adaptando continuamente. Por ello, en la lucha es necesaria una investigación teórica que estudie bien cómo se organiza el patriarcado» ha apuntado. En este sentido, ha señalado que hay que recoger la herencia de las anteriores olas del feminismo pero «sin testamento» porque hay que reinventarlo.

Al respecto, ha añadido que el feminismo tiene que ser muy adaptable y cambiante para estar a la altura de los nuevos escenarios de opresión y por este motivo se ha producido una diversificación de feminismos y de agendas. Así mismo, la investigadora ha señalado que existe una necesidad de trabajar más y de manera más pertinaz e incisiva en aquellos espacios en los que el poder patriarcal se muestra más recalcitrante. En este sentido, ha hecho referencia al terreno simbólico, cultural y de valores, en los que actualmente se necesita una tarea de resignificación a través del empoderamiento.

Por otra parte, ha señalado que la lucha a través de la identidad, el hecho de ser mujer, ya no es tan fuerte y además se ha producido una despolitización de la agenda feminista a través del capitalismo narcisista, el feminismo de estado o el clientelismo de los movimientos sociales. No obstante, ha afirmado que «este no es el fin del feminismo sino una oportunidad de reinventarlo de forma más fructífera. Necesitamos estrategias de lucha más variadas porque ya no es solamente una lucha por los derechos de las mujeres sino una subversión de la identidad que afecta a todos, de desestabilizar cómo nos han estructurado».

Así, Reverter ha concluido que «el feminismo es una praxis transformativa con una teoría crítica muy potente y hay que ver cómo esa praxis es posible hoy en día». En este sentido, ha mostrado algunos ejemplos como el colectivo FEMEN o el Movimiento de los 400 pueblos.