UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– La colaboración entre médicos, educadores y familias para ayudar a los alumnos con TDAH, discapacidad intelectual, trastornos del lenguaje, etc., objeto de un curso de verano de la Universidad de Navarra

La Universidad de Navarra celebra hoy y mañana el curso de verano “Cuando toda ayuda es poca”, en el que diferentes expertos abordan  cómo mejorar la  transición a la etapa secundaria y a la formación prelaboral para los alumnos con trastornos en el aprendizaje. En concreto, de aquellos estudiantes con déficit de atención e hiperactividad, discapacidad intelectual, rasgos del espectro autista, trastornos específicos del lenguaje, dislexia o crisis epilépticas, que condicionan su proceso de enseñanza.

Según la directora del curso, la profesora de la Facultad de Educación y Psicología Olga Lizásoain, “la diversidad de  los trastornos en el aprendizaje es un reto para las escuelas”; es por ello que “los profesores actuales necesitan una sólida formación sobre atención a la diversidad para educar a sus alumnos”. La dificultad para coordinar servicios médicos, educativos y expectativas del sujeto y su familia, unido a la variedad de ofertas entre comunidades autónomas, “plantean la necesidad de establecer estrategias que faciliten esta transición”, señala la experta.

El curso se plantea con el objetivo de avanzar en la colaboración interdisciplinar entre los profesionales de la medicina y de la educación y en la coordinación entorno sanitario, familia y escuela. “Queremos debatir los aspectos positivos y las principales dificultades de las opciones que ofrece nuestro sistema educativo para los alumnos que presentan trastornos del desarrollo y dificultades de aprendizaje”, subraya la profesora de Pedagogía Hospitalaria.

Orientadores de diferentes centros educativos, profesionales de la salud y expertos en materia educativa  tratarán temas que irán desde  las fases por las que atraviesan las familias tras el diagnóstico, sus principales miedos y preocupaciones,  la  relación entre contexto médico, escuela y familia, las pautas que hay que tener en cuenta por parte del profesorado para una escolarización exitosa o las opciones del sistema educativo para alumnos con necesidades específicas.