UNIVERSIDAD DE BARCELONA

· La alianza está formada por cinco universidades de referencia en sus territorios: la Universidad de Barcelona, la Universidad de Buenos Aires, la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad de São Paulo

· La búsqueda de una voz conjunta y coordinada y la capacidad de ejercer influencia en las políticas públicas y científicas, principales objetivos

· La alianza suma cerca de 900.000 estudiantes y más de 100.000 profesores e investigadores

La Universidad de Barcelona, la Universidad de Buenos Aires, la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad de São Paulo son instituciones referentes y lideran los principales rankings en producción científica en sus países. Ahora, los cinco centros se alían para crear la Unión Iberoamericana de Universidades (UIU), con el objetivo de tener una voz coordinada en los temas que afectan a las universidades firmantes de dicha alianza y que son primordiales para Iberoamérica en el ámbito del conocimiento. La alianza cuenta con el patrocinio de Santander Universidades, que también se implicará en actividades que promuevan la investigación, el avance del conocimiento y el progreso de las personas.

El convenio marco se ha firmado hoy en el Edificio Histórico de la Universidad de Barcelona en un acto al que han asistido los cinco rectores de la nueva alianza. El texto, que se ha firmado en catalán, castellano y portugués, establece que se promoverán actuaciones conjuntas a nivel internacional con el fin de ejercer influencia en las políticas públicas y científicas del territorio iberoamericano. Los cinco rectores han coincidido en la necesidad de tener una plataforma que refuerce la visibilidad de las potencialidades de las universidades, de los docentes, de los estudiantes y de la investigación, y también se han mostrado convencidos de que, con la alianza, Iberoamérica avanza firmemente hacia una posición destacada dentro de la sociedad del conocimiento.

Durante el acto de firma, al cual también ha asistido el presidente del Consejo Social de la UB, Salvador Alemany, el rector de la UB, Dídac Ramírez, ha manifestado que esta unión de universidades tiene la voluntad de «ejercer influencia en las políticas públicas de ámbito universitario» y posibilitar «una voz conjunta en los grandes temas que afectan las universidades». Por su parte, el rector de la Universidad de Buenos Aires, Alberto Barbieri, ha destacado como la alianza puede incidir«en temáticas concretas, en las necesidades que tenga la sociedad» y ha hecho referencia a las primeras línieas de actuación que se emprenderán, sobre smarts cities y sobre la enfermedad Zika. «Somos referentes y posibles vehículos de solución de problemas», ha manifestado. También ha anunciado una reunión sobre ciudades inteligentes de las cinco universidades en noviembre en Buenos Aires. El rector dela Universidad Complutense de Madrid, Carlos Andradas, ha puesto de relieve que el proyecto «es una alianza muy natural» y las características comunes de los cinco centros: «somos universidades generalistas, de gran tamaño e históricas». Por su parte, Enrique Luis Graue, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México ha destacado el compromiso social de las cinco universidades que integran la alianza. Ha señalado también los elementos comunes de estos centros universitarios y ha declarado que «nos une la historia, el hecho de ser universidades públicas, plurales, laicas, con posiciones altas de los ranquings internacionales…». Finalmente, el rector de la Universidad de Sao Paulo Marco Antonio Zago ha hecho hincapié en el factor cultural que une los países iberoamericanos y ha declarado: «somos las universidades más significativas de este mundo cultural enorme».

En 2008, antes de la crisis, América Latina y la península ibérica (Iberoamérica) invertían más de un 4 % de gasto mundial en investigación y desarrollo y tenían un poder económico que se acercaba al 10 % del PIB mundial. Un 10 % de las quinientas mejores universidades del mundo también eran de procedencia iberoamericana. Son cifras que muestran un sistema universitario sólido que puede impulsar el progreso de la región si se dispone de los recursos suficientes.

Otro de los objetivos de la alianza será la elaboración de informes sobre temas de relevancia y estratégicos para Iberoamérica. También impulsará la internacionalización y potenciará las colaboraciones académicas y de investigación, además de la movilidad de estudiantes y profesorado entre los dos lados del Atlántico.

Las cinco universidades suman cerca de 900.000 estudiantes y más de 100.000 profesores e investigadores, más de 600 estudios de grado, más de 2.000 titulaciones de máster y posgrado y prácticamente quinientos programas activos de doctorado.