UNIVERSIDAD DE GRANADA

– Al contrario de lo que se ha pensado hasta hace unos años, desde los primeros meses de vida los bebés muestran impresionantes capacidades cognitivas

La profesora del departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Granada Charo Rueda Cuerva afirma en este capítulo de #aCienciaCerca que los bebés son herederos de la inteligencia humana.

Al contrario de lo que se ha pensado hasta hace unos años, desde los primeros meses de vida los bebés muestran impresionantes capacidades cognitivas. Una importante ventana a la inteligencia y el aprendizaje es la capacidad para controlar la atención.

Durante la segunda mitad del primer año de vida, comienzan a ser capaces de regular su atención de forma voluntaria. Con métodos de la Psicología y la Neurociencia se pueden conocer las bases cerebrales de este desarrollo.

En esta charla, la investigadora de la UGR presenta algunos ejemplos de las capacidades atencionales y de aprendizaje de los bebés y muestra resultados de investigaciones recientes que muestran cómo el ambiente de crianza puede tener un impacto significativo en el desarrollo cerebral y cognitivo del bebé.

Estos estudios enfatizan la importancia de cultivar el tesoro de la inteligencia desde el inicio para poder desarrollarlo en toda su plenitud.

El vídeo de #aCienciaCerca: