UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

XIV EDICIÓN DE LOS CURSOS DE VERANO DE LA UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

El secretario general de CCOO-A observa que “la cultura democrática francesa, muy diferente a la española, hace que los sindicatos publiciten y difundan por todos los medios de comunicación sus movilizaciones”

Francisco Carbonero, secretario general de Comisiones Obreras en Andalucía –CCOO-A– ha afirmado que “en España hay una apuesta por invisibilizar el movimiento sindical para que no tenga proyección, siendo su afiliación similar a la de Francia”. El país galo atraviesa un año convulso tras la reforma laboral que, impulsada por el gobierno de Manuel Valls y aprobada por decreto, ha ocasionado un total de nueve huelgas generales demostrando el músculo que el sindicalismo tiene entre los franceses.

Estas declaraciones las ha realizado en el marco de su participación en el seminario ‘Sindicato y universidad: mercado laboral, nuevas realidades productivas y nuevas formas empresariales’ que se desarrolla dentro de la XIV Edición de los Cursos de Verano de la Universidad Pablo de Olavide en la Sede Olavide en Carmona – Rectora Rosario Valpuesta de la localidad sevillana de Carmona.

Carbonero destaca la presencia que en Francia tienen los sindicatos en sectores estratégicos, puesto que “la cultura democrática francesa, muy diferente a la española, hace que los sindicatos en Francia publiciten y difundan por todos los medios de comunicación sus movilizaciones”. Al contrario que en España donde, según Carbonero, “el movimiento sindical tiene vigorosidad, aunque evidentemente hemos tenido una pérdida reputacional importante, en algunos casos por errores nuestros, pero en la inmensa mayoría por una campaña contra el movimiento sindical de clases”.

El líder sindical achaca esta campaña “a que el capital estaba viendo y nos ve como el principal adversario o contrincante para implantar las políticas neoliberales, de ahí que sigan buscando debilitar al movimiento sindical, cosa que no han conseguido”. Carbonero señala a CCOO como primera fuerza sindical del país “durante 26 años, con más de 100.000 delegados en las empresas˝.

Los últimos datos macroeconómicos muestran que España se establece en una tendencia de crecimiento que Carbonero no vislumbra como una salida del complicado contexto económico: “No estamos saliendo de la crisis, hasta que no salgan las personas”. El secretario general ha puesto como ejemplo de la situación que un tercio de las personas que en 2015 tuvieron empleo cobraron en el cómputo anual menos del salario mínimo interprofesional.

La crisis económica y los recortes “han tenido un impacto tremendo en la igualdad de oportunidades, han supuesto un empobrecimiento de la gente e impiden que todo el mundo tenga posibilidad no sólo de vivir dignamente, sino de tener las mismas oportunidades para poder ir a la universidad para formarse, para progresar… Condenando a los jóvenes a no tener una proyección de vida”. En el caso de Andalucía, asegura, “con un tejido económico muy débil y situado en la estacionalidad, va a ser complicado salir de la situación creada”.

Carbonero señala que las administraciones públicas tienen que apostar por una mayor intervención en la economía y reformar los modelos educativos para formar a las personas ante la nueva revolución industrial provocada por la digitalización de la industria. Al mismo tiempo que aumentando la presión sobre la banca y el capital privado para que se produzca una inversión productiva, “que invierta en la generación de valor añadido”, así como una subida salarial “para que se incremente el consumo y la capacidad de compra”, ha añadido.

Como secretario general de CCOO Andalucía ha recalcado la importancia de este sindicato “no sólo en la defensa de los intereses de los trabajadores de la universidad, sino también en defensa de un sistema público, con una oferta muy creíble y potente, cada vez más fuerte y prestigiosa, donde en el camino de la excelencia seguiremos contribuyendo”, ha concluido.