UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

Liderará un proyecto, con un presupuesto de 1,8 millones de euros, en el que participan entidades de España, Francia y Portugal

El proyecto europeo “Sostenibilidad energética en la región SUDOE: Red PEMFC-SUDOE” coordinado por el investigador Alfredo Ortiz Sainz de Aja y liderado por miembros del Grupo de Investigación Procesos Avanzados de Separación del Departamento de Ingenierías Química y Biomolecular de la Universidad de Cantabria (UC) ha sido seleccionado entre los primeros proyectos financiados por el Programa Interreg Sudoe para el periodo 2014-2020. Ha obtenido una financiación de 1.359.500 euros, con cargo a los Fondos FEDER, para un presupuesto de más de 1,8 millones de euros.

Se trata de la primera ocasión en que la UC lidera un proyecto europeo Interreg de estas características, “lo que supone un gran reto”, según explica Alfredo Ortiz. De hecho, en esta primera convocatoria del nuevo periodo, la iniciativa liderara por la UC ha sido la sexta mejora valorada dentro del eje prioritario “Investigación e Innovación”. “Nuestra propuesta superó la primera fase quedando en una muy buena posición: 8ª de 496 propuestas, 5ª del eje prioritario “Investigación e innovación”. De esta forma, pasamos a la segunda fase tan sólo 29 proyectos, de los cuales sólo la mitad hemos obtenido financiación”, según señala Ortiz.

El proyecto “PEMFC-SUDOE” tiene como objetivo principal establecer una red de excelencia transnacional multidisciplinar para avanzar en la I+D+i de pilas de combustible alimentadas por hidrógeno en la región que comprende España, Francia y Portugal (SUDOE) y que promueva el suministro energético sostenible en sectores estratégicos de la región como el sector de la automoción, el transporte y dispositivos portátiles.

Trata de responder al reto que supone asegurar el suministro energético sostenible en la región a través del desarrollo de la tecnología pilas de combustible con membrana polimérica (PEMFC) con la integración de fuentes renovables de hidrógeno. Para ello, el proyecto contiene tres objetivos: la obtención de hidrógeno de fuentes residuales industriales en la zona SUDOE; el desarrollo de nuevos materiales y configuraciones avanzadas de celdas PEMFC y, finalmente, la evaluación de la sostenibilidad ambiental y creación de herramientas de diseño óptimo de dispositivos PEMFC que derivará en la construcción de cuatro prototipos para uso en transporte, fuentes estacionarias y dispositivos portátiles.

El consorcio que compone el proyecto está integrado por cinco grupos de investigación pertenecientes a los tres países de la zona SUDOE, así como por cuatro empresas del sector y ocho socios asociados que incluyen administraciones públicas, clústers empresariales, plataformas tecnológicas, sociedades para el desarrollo regional y usuarios finales con representación a lo largo de toda la región SUDOE para favorecer la transferencia de resultados a través de diferentes estrategias de mercado y comercialización.

“El proyecto pretende dar un gran impulso a las relaciones entre organismos de investigación, generadores de conocimiento, y el sector empresarial y administraciones y agentes sociales”, señala el investigador Alfredo Ortiz que añade que “la creación de una red de excelencia de I+D+i transnacional en el ámbito de las pilas de combustible y la energía del hidrógeno es la mejor garantía de éxito y trascendencia de los resultados tras la finalización del proyecto”.

Grupo de investigación en Procesos Avanzados de Separación (PAS)

El grupo de investigación que lidera este proyecto está dirigido por la catedrática Inmaculada Ortiz Uribe, integrado en el Departamento de Ingenierías Química y Biomolecular.

“Con nuestra actividad queremos contribuir al progreso y bienestar social y al desarrollo sostenible”, explica Ortiz Uribe, quien también dirige el grupo de investigación. “Desarrollamos nuevos procesos basados en la tecnología de membranas, que hemos aplicado en diferentes campos que van desde la protección ambiental y los recursos hídricos, la calidad de vida y salud, la mejora de la calidad alimentaria y la sostenibilidad energética” y añade que “un aspecto que nos preocupa especialmente es que los resultados de la investigación sean útiles para la sociedad. Por eso, tratamos de establecer colaboraciones con empresas y organismos públicos. El proyecto que acaba de obtener financiación a través de Interreg Sudoe es un claro reflejo de la metodología de nuestro grupo.”

En este sentido, y según explica Mariana Díaz Vejo, miembro de este grupo de investigación, “se trabaja en la producción sostenible de hidrógeno a través de tratamiento de corrientes residuales utilizando para ello tecnología de oxidación avanzada, como puede ser la fotocatálisis”.

Por otra parte, dentro del Departamento de Ingenierías Química y Biomolecular, también se están haciendo esfuerzos en mejorar el rendimiento de la tecnología de pilas de combustible, a través del desarrollo de nuevos materiales más eficientes. Concretamente, “estamos trabajando en el desarrollo de membranas transportadoras de protones, que son un elemento fundamental de la pila de combustible, con el objetivo de impulsar una verdadera comercialización de esta tecnología”, señala Díaz Vejo.

Vídeo presentación grupo de investigación

Interreg Sudoe

Interreg Sudoe promueve la cooperación transnacional para resolver problemas comunes a las regiones del sudoeste europeo, como la baja inversión en investigación y desarrollo, la baja competitividad de la pequeña y mediana empresa y la exposición al cambio climático y a riesgos ambientales. Para ello, financia proyectos transnacionales a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

El Programa financiará, entre 2014 y 2020, proyectos formados por alianzas de entidades de diferentes regiones y países del sudoeste europeo. Cuenta para ello con un presupuesto de 141 millones de euros.